31 de enero de 2018
31.01.2018

Benissa veta a los concejales tránsfugas en el consejo de su empresa pública

El pleno aprobó ayer los nuevos estatutos de la mercantil pública, que impiden otorgar asientos a los ediles no adscritos y también abren el órgano a personas que no formen parte de la Corporación municipal

31.01.2018 | 22:42

El Ayuntamiento de Benissa ha «expulsado» a los ediles tránsfugas de la empresa municipal Benissa Impuls. El pleno aprobó ayer los nuevos estatutos de la mercantil pública. Los anteriores databan de los años 90 y se habían quedado muy desfasados e incluso no se ajustaban a leyes como la que limita la capacidad política de los ediles no adscritos, es decir, tránsfugas. De hecho, uno de los cambios de más peso es que a partir de ahora los concejales no adscritos no podrán formar parte del consejo de administración.

En la práctica, ese veto a los tránsfugas ya tiene una consecuencia. El edil no adscrito Isidor Mollà, a quien Ciudadanos expulsó al votar a favor de que Abel Cardona, de Reiniciem, fuera alcalde (la otra opción era Arturo Poquet, del PP), no puede formar parte del consejo de administración. Los nuevos estatutos también abren este órgano a personas que no son ediles. Eso sí, los concejales deben sumar al menos la mitad más uno del consejo.

Los nuevos estatutos salieron adelante con el voto a favor del gobierno local (Reiniciem, PSPV y Compromís) y del PP y el voto en contra de Isidor Mollà.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine