15 de enero de 2017
15.01.2017

La tecnología se adueña de las aulas

?Los alumnos de Secundaria del IES La Creueta cambian los libros de texto por las tablets

15.01.2017 | 00:58

Proyecto educativo. El IES La Creueta de Onil es el único público de la Comunidad Valenciana que ha sustituido los libros de texto por tablets en todos los cursos de Secundaria, contando incluso con material propio. La iniciativa busca adaptarse a las nuevas tecnologías y abaratar el coste de la enseñanza a las familias.

Onil

Mochilas repletas de libros de texto y alumnos cargados con ellas. Esta es la imagen que día a día se ve a las puertas de los institutos. Sin embargo, los estudiantes de Secundaria del IES La Creueta de Onil no tienen este problema, ya que lo único que no han de olvidar en casa es la tablet.

Desde hace tres cursos, el instituto avanza en su Proyecto Digital de Centro con el que buscan innovar, «hace falta otra forma de enseñar, no sólo el típico libro de texto», apunta el coordinador de la iniciativa y vicedirector, Iván Vidal, quien está convencido de que con «esta nueva fórmula educativa» están mirando al futuro, ya que acercan las nuevas tecnologías a los alumnos y les muestran cómo utilizarlas para estudiar y aprender.

El centro colivenc es pionero en la Comunidad Valenciana, ya que es el único centro público en el que todos los grupos y niveles de Secundaria han dejado de utilizar libros de texto, según destaca el impulsor de la iniciativa.

«Esto empezó en plena crisis, la demanda de libros y material era muy elevada y encarecía la enseñanza, -explica Vidal- así que planteamos la posibilidad de utilizar tablets con el fin de abaratarlo». Asimismo asegura que el gasto medio anual es de 500 euros entre libros y material y que en el caso de la tablet el desembolso más grande es la compra del dispositivo digital, que ronda los 180 euros.

En esta línea, los libros electrónicos cuestan en torno a 8 euros y, aparte, el profesorado del centro ha ido elaborando material propio al que pueden acceder los alumnos de forma gratuita.

«Cada año hacemos charlas a principio de curso para que los padres o tutores conozcan cómo estamos trabajando», asegura Iván Vidal, a la vez que reconoce que todavía hay familias que no entienden el proyecto.

El instituto dispone de 20 dispositivos para prestar a alumnos que por falta de recursos no pueden adquirir su tablet o para aquellos que tienen la suya averiada.

De la parte técnica se encarga el informático, a la vez de uno de los impulsores de la iniciativa, Toni Francés Conejero; mientras que el préstamo de tablets y el contacto con las editoriales es competencia de Vidal.

El profesorado ha apoyado el proyecto con su aprobación en el claustro y en el Consejo Escolar y está muy implicado en la elaboración de material. Según recalca el vicedirector, «el profesor de hoy en día busca recursos chulos y atractivos».


Seguridad

Este curso, además, han incorporado un filtrado de contenido a través de la empresa ClicktabDS y en colaboración con la AMPA. De esta forma, en clase cada profesor controla cada tablet desde su propio dispositivo, evitando distracciones y creando mayor atención en el alumno, así como si el docente considera visitar un enlace web interesante, al instante aparece en los dispositivos de los estudiantes, quienes, a su vez, puede mostrar sus deberes proyectándolos en las pantallas que hay en todas las aulas. En casa este sistema ayudará a que las familias no estén constantemente controlando su uso indebido.

El control de contenido está activo las 24 horas del día, incluidos los fines de semana, salvo que los padres deseen que la tablet esté abierta. En este supuesto, el filtrado será de lunes a viernes hasta las 15 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook