17 de diciembre de 2014
17.12.2014

Xàbia cubre con unos dos mil cañizos el riurau de l'Arnauda

La edificación se ha reconstruido y se dedicará a espacio cultural - Se trata de la construcción de sus características más grande de toda la Comunidad Valenciana

17.12.2014 | 01:10

Si los riuraus son las catedrales de la pasa, el de l'Arnauda de Xàbia, construido a mediados del siglo XIX, está entre los templos más imponentes. La escritora Pepa Guardiola, de Riuraus Vius, afirmó ayer que, con sus 56 metros de largo y sus 42 arcos, es el más grande de la Comunidad Valenciana. El Ayuntamiento ha reconstruido ahora su tejado. Ha necesitado más de dos mil cañizos y unas doscientas vigas (la mayoría de mobila vieja). Las tejas, mejor no contarlas.

El riurau de l'Arnauda vivirá ahora una segunda vida como espacio cultural. En 2009 era una ruina. El Consistorio aprovechó el Plan Zapatero para dedicar 90.000 euros a trasladar piedra a piedra esta joya de la arquitectura rural, que estaba en un suelo afectado por un plan urbanístico. El constructor local Manuel Olivares lo puso en pie de nuevo en el parque Montaner. Pero el riurau no tenía tejado. Ahora se ha cubierto. Las obras también se contrataron por unos 74.000 euros al citado constructor.

El riurau de l'Arnauda ya ha acogido actos culturales como el Riurau Film. El domingo se celebrará una fiesta en la que participarán las asociaciones locales (Xirimitars, Grup de Danses Portitxol, el Centre Artístic Musical, entre otros) para empezar a dar vida a un singular espacio cultural. Pepa Guardiola recordó que la asociación Riurau Vius reivindica que estas construcciones se recuperen «como espacios útiles y en uso». El concejal de Patrimonio y Turismo de Xàbia, Antonio Miragall, incidió en que no ha sido tarea fácil encontrar los materiales tradicionales para rehacer el tejado. Para conseguir los más de dos mil cañizos, el Ayuntamiento ha recurrido al «boca a oído», dijo Miragall. Todavía había familias que los conservaban guardados en cámaras o arrumbados en sus casas de campo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook