09 de enero de 2014
09.01.2014

Xàbia salva los grafitis del s. XV hallados en una casa apuntalada

El artista recreó con precisión los llaüts medievales que fondeaban en la bahía local El museo efectuará ahora una excavación en el palacio gótico

09.01.2014 | 00:51
Los grafitis se han consolidado y calcado. A la derecha, el contrafuerte que refuerza la casa.

La casa señorial dels Xolbi de Xàbia, también conocida como casa Candelària, escondía toda una flota de llaüts medievales. Los grafitis del siglo XV hallados en las paredes de este inmueble, al que por los elementos arquitectónicos góticos que también ahora han salido a la luz podría concedérsele categoría de palacio, ofrecen sobre todo representaciones de barcos. El artista recrea con precisión los mástiles, jarcias y detalles de las naves. Desde esta casa del centro histórico xabienc, tenía una visión privilegiada de la bahía.
El director del museo Soler Blasco de Xàbia y arqueólogo municipal, Joaquim Bolufer, apuntó ayer que estas embarcaciones serían de pesca. Aunque el trazo es esquemático, se intuyen las redes. La restauradora Victòria Cardona ha recuperado ahora los grafitis. Los ha consolidado con el mismo mortero de polvo de mármol que tenía el paramento original.
Naves de la Corona de Aragón
Mientras se rehabilita la casa, que está apuntalada y tiene en su patio interior un gran contrafuerte, los dibujos, ya consolidados, estarán tapados con unas planchas de corcho. También ahora se han calcado. Una colaboradora del museo terminaba ayer de trasladar a una lámina transparente el último barco. El artista lo pintó con esmero. El dibujo tiene más de un metro de largo. Se aprecia perfectamente el casco, el palo y el bauprés. Bolufer avanzó que un experto en embarcaciones de la Corona de Aragón está estudiando qué tipo de naves son las representadas. Además, el arqueólogo municipal realizará ahora una excavación en los tres silos que hay documentados en el suelo de este palacio gótico.
El Ayuntamiento, que es el propietario de esta histórica casa, todavía no ha decidido su futuro uso. Rehabilitarla llevará tiempo. Hay puntales por todo. Su tejado de cañizo presenta numerosas goteras. Las jácenas y vigas de madera también necesitarán tratamiento. Pero lo que es seguro es que, cuando se acaben las obras, los grafitis se destaparán y pondrán en valor. Su autor también representó a un guerrero y a dos figuras danzantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído