27 de julio de 2013
27.07.2013

Vecinos de Xàbia denuncian que pasan las noches en vela por el ruido de un «lounge»

Más de 70 residentes exigen medidas contra un local que es restaurante de día y, por la noche, una discoteca encubierta

27.07.2013 | 01:08
El negocio se asoma al mar y está en una zona muy céntrica del núcleo de Duanes.

Los negocios que mudan la piel a partir de medianoche se han puesto de moda. Es una forma de aprovechar al máximo la campaña turística.

Pero el cambio de actividad también tiene sus inconvenientes. En el núcleo del puerto de Xàbia, conocido como Duanes de la Mar, los residentes y turistas buscan, de siempre, tranquilidad. Un nuevo local, situado en el extremo norte de la playa de la Grava y que funciona desde Pascua, les quita el sueño. Por el día es restaurante. Pero, a partir de la medianoche, se convierte en «café-lounge». Esa doble actividad no debería generar molestias al vecindario. El ambiente «lounge» es sosegado. Pero los vecinos afirman que allí suena música discotequera hasta las tres de la madrugada.

Una representación de los vecinos que se quejan del ruido (son más de 70) acudió el jueves al pleno. Aseguraron que han pedido al Ayuntamiento una copia de la licencia de este negocio y todavía no se les ha facilitado. Y revelaron que la Policía Local ha llegado a medir en el exterior del local 66 decibelios, lo que significa que el ruido ya está en la horquilla de nocivo. Estos vecinos quieren que la zona recupere la tranquilidad y advirtieron de que el ruido incluso puede perjudicar a otros negocios, ya que en las inmediaciones hay también una pensión. El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Ortolá, avanzó que el Ayuntamiento ya ha abierto un expediente.

El local cuenta con una espectacular terraza que se asoma al mar. Está en una zona céntrica de Duanes donde hay apartamentos, adosados y los chalés de la Caleta del Port. La ladera del cabo de Sant Antoni está detrás y hace que la música retumbe y todavía moleste más a unos residentes que ya están hartos de pasar las noches en vela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook