20 de marzo de 2013
20.03.2013

Un concejal de Benitatxell monopoliza la señal de wifi libre en la comarca

La empresa del edil de Nuevas Tecnologías, del Bloc, administra las antenas de su pueblo, Pedreguer, Xaló y Alcalalí

20.03.2013 | 00:00
El edil Manolo Segarra, junto al alcalde y el secretario.

Las nuevas tecnologías son todavía un nicho de negocio por explotar. El concejal del Poble Nou de Benitatxell Manolo Segarra, del Bloc, quien entre otras delegaciones tiene la de Nuevas Tecnologías, lo tiene claro. Es administrador de la empresa de telecomunicaciones Grup Atti. Esta firma ha apostado por desarrollar y gestionar la red de wifi libre de "guifi-net". Y ya se ha hecho prácticamente con el monopolio de la señal de esta red que se define como "libre, abierta y neutral". La empresa Grup Atti tiene antenas (supernodos) en el Puig de la Llorença (Poble Nou de Benitatxell), Xaló, en la torre medieval de Alcalalí, en la Solana y la Sella de Pedreguer y en diversos puntos de Xàbia. En la web de la fundación guifi-net, se puede comprobar que en la Marina Alta esta mercantil de telecomunicaciones ejerce una posición de dominio.

Dos grupos de la oposición en Benitatxell, el PP y el Pideb, tienen previsto pedir explicaciones ya que consideran que el concejal del Bloc se vale de su cargo para hacer negocio. Afirman que su empresa monta la mayor parte de las antenas particulares (nodos) en las viviendas que quieren acceder a esta red gratuita. De hecho, han facilitado a este diario una de las facturas del Grup Atti en concepto de "instalación, programación, ajuste y configuración del sistema guifi.net en la vivienda del cliente". La factura sube a 265 euros.

Pero el concejal del Bloc, quien forma parte del gobierno en minoría del también nacionalista Josep Femenia, aseguró ayer que no ha cometido ninguna ilegalidad. Su empresa administra el supernodo del Puig de la Llorença, situado a 445 metros de altitud y cuya señal entra en Teulada-Moraira, Xàbia e incluso Benissa. También la montó, pero el material los suministro otro empresario. Al Ayuntamiento le costó 1.354,66 euros. El edil subraya que él no facturó nada al Consistorio y, por tanto, no incurrió en incompatibilidad. Ahora se encarga del mantenimiento, pero sin cobrarle nada a su ayuntamiento.

El edil de Nuevas Tecnologías reconoce que su empresa instala nodos en las casas de los clientes que se lo piden. Pero rechaza que utilice su cargo de concejal para promocionar su negocio y, de hecho, recalca que cualquier otra empresa o incluso los usuarios si tienen nociones (en la página de guifi-net aparecen las instrucciones) puede montarse su antena. Recuerda, además, que una de las premisas de esta red es que "es abierta y no se limita el acceso a nadie"

"Tengo una empresa y me debe dar de comer todos los meses", precisa el edil, que admite que en este sector del wifi libre goza de "una posición de privilegio", pero, según explica, porque vio las posibilidades del proyecto y apostó por él.

También asegura que cuenta con todos los permisos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). "Y no hacemos competencia desleal porque cualquier otra empresa puede montar también las antenas", insiste.

"Guifi.net", una red abierta, libre y neutral
La Fundación guifi.net no deja cabos sueltos. La red es libre, abierta y neutral. También apuesta por la autogestión y por que la red la instalen y mantengan voluntarios. En el caso de la Marina Alta, la empresa Grup Atti ha tomado la delantera. La "posición de privilegio" que admite su administrador y edil de Benitatxell queda clara en un escrito que el alcalde de Pedreguer, Sergi Ferrús, también del Bloc, remite a una asociación de guifinautas de Gata. Este colectivo pidió conectar su supernodo de Gata con el de Pedreguer. Ferrús contestó que los técnicos desaconsejaban esa conexión, pero apuntó que la empresa Atti podría instalar otra antena "para mantener los estándares de calidad". Además, recomienda a esta asociación contactar con Manuel Segarra para que les asesore.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook