12 de septiembre de 2012
12.09.2012

Dos conatos de fuego refuerzan la sospecha de que un pirómano amenaza el Montgó

El primer incendio se originó en el cabo de Sant Antoni y minutos después se declaró otro en Jesús Pobre

12.09.2012 | 02:00
Las llamas calcinaron arbustos y pinos en el cabo de Sant Antoni.

Que de noche se inicie un incendio en el Montgó ya deja pocas dudas de que es intencionado. Si, además, pocos minutos después se origina un segundo fuego, las sospechas se disipan y se hace evidente que detrás hay un pirómano. En la noche del lunes, se sucedieron dos conatos de fuego en el Montgó.

El primero se declaró poco después de las 23 horas en el cabo de Sant Antoni de Xàbia, muy cerca del área recreativa de la Plana. Las fuentes municipales consultada advirtieron de que fue claramente intencionado. Los voluntarios de protección civil y los bomberos apagaron las llamas con prontitud. Este fuego se originó en una masa forestal situada junto a la carretera que lleva al mirador y al faro.

Pero poco después comenzó otro incendio junto a la carretera de Xàbia a Jesús Pobre. Por las emisoras de radio, según pudo saber este diario, se llegó a comentar que el supuesto pirómano podría conducir un todoterreno de color blanco. En este caso, fue un vecino el que dio el aviso al 112. A la zona acudieron dos patrullas de la Policía Local de Dénia y los bomberos del parque comarcal, que, en apenas media hora, sofocaron las llamas.

Todo apunta a que el presunto autor intentó crear dos focos en el Montgó a unos ocho kilómetros de distancia. Por suerte, la alarma se dio con rapidez y los incendios se lograron extinguir cuando acababan de empezar.

El antecedente de les Rotes
Estos dos conatos guardan similitudes con el incendio intencionado de la Torre del Gerro, que el pasado 15 de agosto obligó a desalojar a 150 vecinos de les Rotes. También afectó al parque natural del Montgó y se inició ya bien avanzada la noche. Al igual que el del cabo de Sant Antoni, el presunto pirómano eligió un lugar que sólo tenía una carretera de acceso. El incendio de la Torre del Gerro también se apagó con rapidez; quemó una hectárea y media.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook