07 de septiembre de 2011
07.09.2011

La junta de Moros y Cristianos de Calp decide por mayoría suspender los desfiles de octubre

La decisión, que se someterá a la votación de la asamblea, se adopta tras el rechazo del Ayuntamiento a retrasar la procesión del patrón del 22 de octubre al día siguiente, domingo

07.09.2011 | 02:00
Un momento del desembarco de la fiestas de Moros y Cristianos de Calp en una imagen del pasado año.

La junta directiva de la Asociación de Moros y Cristianos de Calp, en la que están representadas las distintas "filades" de la fiesta, decidió ayer suspender los actos en la calle de las fiestas patronales de octubre. La decisión, no obstante, no es aún definitiva, pues se someterá a la votación de la asamblea, en la que pueden votar todos los socios de la asociación. Esa asamblea se convocará en el plazo máximo de 10 días, según se decidió ayer.
En la reunión de anoche, que concluyó hacia las 22.30 horas, 8 "filades" votaron a favor de la suspensión de los actos, mientras que dos lo hicieron en contra y una se abstuvo.
La decisión adoptada de suspender los desfiles se produce tras rechazar el Ayuntamiento la petición de la Asociación de Moros y Cristianos para que la procesión del patrón,el Crist de la Suor, del 22 de octubre, se traslado al domino 23. De ese modo, el sábado podría celebrarse el desfile de Moros y Cristianos como pretenden los festeros.
Cada 7 años, la festividad del patrón cae en sábado como este año, y eso obliga a trasladar al domingo los desfiles, para que no coincidan con la procesión del Crist que se desarrollan por la tarde.
La propuesta de la junta de la Asociación de Moros y Cristianos se trató el lunes en junta de gobierno del Ayuntamiento y aunque hubo diversidad de opiniones, finalmente la concejala de Fiestas, Antonia Avargues, se mostró contraria al cambio del día de la procesión apelando a la "tradición". Precisamente, cuenta la leyenda que un 22 de octubre de 1744 una fuerza misteriosa atribuida al Crist de la Suor permitió a un vecino, Jerónico Ferrer "Caragol", cerrar las pesadas puertas del Portalet y evitar, así, que la villa cayera en manos de las tropas que desembarcaban de una flota procedente de Túnez. Eso hizo que el Crist de la Suor se convirtiera en patrón del municipio y se festeje cada 22 de octubre. Y esos espisodios se rememoran también en las fiestas de Moros y Cristianos que se celebran desde 1977.
Si finalmente prospera entre los asociados la decisión de no participar en los desfiles, los Moros y Cristianos de 2011, tras 34 años, se vivirían sólo en la intimidad de las cábilas de las filades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook