01 de septiembre de 2011
01.09.2011

El recorte de personal en Calp incluye regulaciones de empleo temporales y prejubilaciones

La propuesta del equipo de gobierno de César Sánchez no contempla despidos ni amortizaciones de plazas en el departamento de Servicios Sociales

01.09.2011 | 02:00

La propuesta de recorte de personal que hoy llevará a la mesa de negociación el gobierno de Calp (PP e Independents-Els Verds) incluye, según ha podido saber este diario, prejubilaciones y expedientes de regulación de empleo (ERE) temporales que, igualmente, afectarían a los trabajadores municipales de mayor edad.
Reducir la plantilla de 600 empleados es, para el equipo de gobierno, una obligación ineludible. El Ayuntamiento de Calp tiene, de hecho, el porcentaje más alto de trabajadores municipales por vecino de la Comunidad Valenciana. Hay un empleado del ayuntamiento por cada 50 vecinos. La administración ha engordado hasta límites insostenibles.
Sin embargo, un recorte de personal no deja de ser una medida drástica y más en tiempos como los actuales cuando las listas del paro no dejan de crecer. De ahí que el alcalde, César Sánchez, del PP, plantee ahora las soluciones para aligerar la plantilla municipal menos dramáticas para los trabajadores. Esa opción de las prejubilaciones y ERE temporales salva despidos y amortizaciones de plazas que parecían cantadas para poder cuadrar los números del Ayuntamiento. También ha podido saber este diario que hay un departamento que sorteará esta crisis laboral. Es el de Servicios Sociales. El alcalde ya les ha dicho a sus concejales que "no va a tocar ni una plaza" de Servicios Sociales, del mismo modo que públicamente se ha comprometido a no recortar ni un euro del gasto en políticas sociales. Y eso que el tijeretazo en las otras concejalías sí que será fuerte, ya que se prevé reducir el gasto en un 20 %. La situación del ayuntamiento de Calp, con una deuda de 70 millones de euros, obliga a apretarse a tope el cinturón.

Suprimir complementos
El plan de saneamiento que aprobó en noviembre el anterior gobierno (Bloc, PP y PSD), que tenía como alcalde al nacionalista Joaquim Tur, ya establecía un recorte en los gastos de personal de 2,1 millones de euros. El actual gobierno ya ha eliminado complementos como el de productividad para intentar hacer menos duro el recorte de personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook