01 de julio de 2011
01.07.2011
40 Años
CALP Por amañar la contrata de basuras

La Policía acusa a exediles del PP de recibir sobornos de 600.000 €

Un informe incluido en el sumario del caso Brugal señala al cuñado del edil Juan Roselló como "enlace" y encargado de recoger el dinero en efectivo a repartir entre los implicados en la trama

01.07.2011 | 02:00

El empresario Ángel Fenoll, propietario de la mercantil Colsur e imputado por el caso Brugal, pactó con el cuñado del concejal calpino Juan Roselló, Francisco Artacho, que le entregaría en varios pagos una comisión total de 100 millones de pesetas (601.012 euros) que este último debería repartir entre los concejales del PP de Calp y los técnicos municipales que le habían facilitado el contrato de tratamiento y eliminación de basura. Así se indica en las diligencias previas de la pieza del caso Brugal que investiga el titular del juzgado de instrucción número 1 de Dénia.

El sumario incluye las grabaciones efectuadas por el propio Fenoll e intervenidas por el Grupo de Delincuencia Económica de Alicante y la Brigada de Blanqueo de Capitales. De esas grabaciones se desprende, según la policía, que Artacho ejerció de "enlace" e "intermediario" para que Fenoll obtuviera en 1998 el contrato de la basura (por 25 años), pese a que su oferta no era la más económica. Entonces la alcaldía de Calp la ocupaba Javier Morató, del PP, quien gobernaba con mayoría absoluta.

La investigación considera probado que el empresario oriolano pagó comisiones "a concejales y personas allegadas al ayuntamiento". Artacho tendría contacto directo con su cuñado Roselló, a quien se sitúa en un encuentro en el hotel Meliá de Alicante en el que supuestamente se acordaron las cantidades que percibirían los ediles y técnicos vinculados a la trama. En una conversación, Fenoll le recuerda a Artacho que él no quería ofrecer más de 90 millones de pesetas, pero en esa reunión del Meliá "ellos subieron diez".

Los encuentros entre el dueño de Colsur y el cuñado de Roselló son un tira y afloja en el que el segundo reclama siempre más dinero "para que nadie se rebote". Tras lograr el contrato y los permisos para la planta de transferencias, Fenoll avanzó a Artacho 18 millones de pesetas (108.182 euros). En las grabaciones, incluso se ven entregas de fajos de billetes. Artacho se quedó supuestamente cuatro millones de pesetas, aunque insiste una y otra vez en que su comisión pactada era de seis millones. Además, le pide a Fenoll que no se le escape nunca ante los políticos que él ha recibido ese dinero.

Los otros 86 millones de pesetas (516.870 euros) del soborno se debían sacar de engordar las facturas de basura que Colsur cobraba al ayuntamiento. En las conversaciones, Artacho dice que ha negociado con Llíber, Alfàs del Pi, Callosa d'En Sarrià y pueblos próximos a Dénia llevar su basura y pesarla en la planta calpina. También hablan de pesar las algas mojadas. Y finalmente aluden a un técnico municipal que supuestamente colabora con ellos y pesa al alza los residuos.

Las comisiones en esta caso no se abonarían de golpe, sino anualmente. En una de las conversaciones, los dos interlocutores admiten que con el fraude del pesaje se están beneficiando en 9 millones de pesetas (540.091 euros) al mes de los que destinan dos (120.020 euros) a atender la deuda pendiente con la trama. Además de los cien millones de pesetas, el "pacto" incluía que el empresario oriolano destinara 25 millones de pesetas al Calpe Club de Fútbol. Fenoll insiste en abonar cinco millones cada temporada, porque no se fía del presidente del club.

El cuñado de Roselló no se conforma con sacar su parte de la comisión. Le exige a Fenoll un sueldo fijo y que lo ponga a gestionar la planta de transferencias de Calp.

En esta pieza del caso Brugal hay once imputados, entre ellos los propios Fenoll y Artacho, el exalcalde Javier Morató, que ahora es edil independiente, y los exconcejales del PP Juan Roselló, José Perles y Fernando Penella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas