30 de diciembre de 2010
30.12.2010
Altea

Los nidos de la Guerra Civil

30.12.2010 | 01:00
En la costa de Altea había cinco búnkers, pero hoy sólo dos son visitables.

Polémico 'BIC' en Altea. Los nidos de ametralladoras de la Guerra Civil que permanecen en las playas de Cap Negret y La Olla de Altea podrían ser declaradas Bien de Interés Local si prospera una moción del grupo municipal del Bloc.

Los nidos de ametralladoras de la Guerra Civil que permanecen desde su inicio en las playas de Cap Negret y La Olla de Altea podrían ser declaradas Bien de Interés Local si prospera la moción que el grupo municipal del Bloc ha presentado ante el Ayuntamiento. Según el portavoz de dicho grupo, Baltasar Ripoll, "nuestra propuesta incide en la recuperación y señalización de estas construcciones militares defensivas que se instalaron en nuestra costa por el ejército republicano al comenzar la Guerra Civil para proteger a Altea de posibles desembarcos enemigos".
En la costa de Altea había cinco nidos, o "búnkers" como popularmente son conocidos, ubicados en la playa Cap Blanc (junto al término de l'Alfàs del Pi), al lado del puerto, junto a la desembocadura del río, en la playa de Cap Negret y en la playa de La Olla. Estos dos últimos son visibles, pues el resto han sido engullidos en los últimos 40 años por el mar al subir el nivel de las aguas, aunque se encuentran deteriorados por los embates de las olas y los actos vandálicos.
Según el portavoz del Bloc estos nidos "son un elemento histórico a reivindicar porque, si bien no tienen especial valor desde el punto de vista arquitectónico, sí que suponen un testimonio singular del pasado más reciente de Altea", razón por la cual "nuestra propuesta de declararlos como Bien de Interés Local es una manera de protegerlos para evitar que se degraden y lleven a su probable desaparición como ha ocurrido anteriormente con las torres moras y la Posada San Miguel". Además, con ello se protege el patrimonio histórico de Altea "al tiempo que se puede crear una ruta turística local para que tanto los alteanos como las personas que nos visitan puedan conocer el porqué de la existencia de estas construcciones en nuestras playas que forman parte del patrimonio de la Guerra Civil".
Ripoll destacó que parte del patrimonio histórico local "se ha conservado gracias a nuestras propuestas, y ahora disfrutamos del acueducto romano de Els Arcs, el núcleo histórico de Altea la Vella o el entramado de las acequias de nuestro término municipal", y añadió que si no se actúa al respecto, "estaremos abriendo la puerta al olvido y a la pérdida de construcciones que nos singularizan, y que, además, pueden tener un atractivo turístico y cultural".
Por último, el portavoz nacionalista alteano destacó que esta actuación supondría "un coste irrisorio para las arcas municipales", aparte de que incluso "podría recibir subvenciones de otras administraciones" para su conservación, al igual que ocurre con otros proyectos similares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído