29 de junio de 2010
29.06.2010

Xàbia legaliza la planta de hormigón de un edil del PP tras estar diez años en marcha

El gobierno local concedió la licencia provisional el mismo día que la mercantil propietaria de la hormigonera entró en concurso de acreedores

29.06.2010 | 02:00
La planta de hormigón con el Montgó al fondo.

El Ayuntamiento de Xàbia ha otorgado ahora a la mercantil Triturca, de la que es administrador único el concejal del PP Miguel Savall, la licencia provisional para que instale una fábrica de hormigón en la partida de la Riba, junto al cauce del río Gorgos. Esa planta de hormigón lleva en funcionamiento desde hace una década. Sin licencia y a la vista de todos (inspectores municipales incluidos).
Resulta cuanto menos curioso que la concejala de Servicios, Doris Courcelles, en la resolución por la que otorga el permiso precise que "en ningún caso la actividad podrá iniciarse antes de que se haya obtenido el acta de comprobación favorable". La actividad lleva diez años en marcha.
Y todavía es más paradójico que el mismo día que se concediese la licencia, el pasado 28 de mayo, la empresa Triturca entrara en procedimiento de concurso de acreedores. Es decir, que ahora que tiene permiso es cuando menos lo necesita, pues el negocio del hormigón está en horas bajas.
El concejal Miguel Savall forma parte del equipo de gobierno de Xàbia (Bloc-Centristes, PP y CpJ). Ocupa la delegación del Ciclo Integral del Agua. Hace unos meses este diario ya publicó que su mercantil Triturca había suministrado la mayor parte del hormigón de las obras del Plan E en Xàbia. Savall contestó que nadie podía competir en precio con el hormigón que vendía su empresa y de ahí que las adjudicatarias de obras públicas se lo compraran.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook