04 de julio de 2020
04.07.2020
Información
Día de la Independencia

Trump carga contra el "nuevo fascismo de la extrema izquierda"

El presidente también carga contra la "campaña despiadada" para retirar monumentos en EEUU

04.07.2020 | 09:29
Donald Trump en un acto en el Monte Rushmore.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cargado este viernes contra lo que ha denominado "campaña despiadada" para retirar ciertos monumentos y estatuas en el país norteamericano, que han sido calificados como "racistas" o "imperialistas" en el marco de las protestas registradas a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía.

"Nuestra nación está siendo testigo de una campaña despiadada para borrar nuestra historia, difamar a nuestros héroes, borrar nuestros valores y adoctrinar a nuestros hijos", ha advertido Trump durante la apertura de la conmemoración anual del Día de la Independencia en el monte Rushmore, en Dakota del Sur, monumento que ha prometido proteger.

"Cuando nos reunimos aquí esta noche, existe un peligro creciente que amenaza cada bendición por la que nuestros antepasados lucharon tan duro", ha criticado entre los abucheos de los asistentes, según ha informado la cadena de televisión CNN.

En este sentido, ha afirmado que "aquellos que buscan borrar la herencia" de Estados Unidos tienen el objetivo de que los estadounidenses "olviden" su "orgullo y gran dignidad", para que "ya no podamos entendernos a nosotros mismos ni al destino de Estados Unidos". Así, ha criticado el "nuevo fascismo de extrema izquierda" de los medios de comunicación y los colegios, al tiempo que ha rechazado la "cultura", que ha valorado como "la definición misma del totalitarismo".

"Derribarían las creencias, la cultura y la identidad que ha hecho de Estados Unidos la sociedad más vibrante y tolerante en la historia de la Tierra", ha defendido en un discurso centrado en su mayoría en recordar el pasado del país, proyectarlo bajo un halo de gloria y que ha puesto el foco en denunciar reiteradamente los intentos de examinar los fallos del pasado.

En este contexto, ha anunciado que firmará una orden ejecutiva para construir un monumento nacional destinado a "los gigantes de nuestro pasado". Ha precisado que será un parque al aire libre llamado 'Jardín Nacional de Héroes Americanos', aunque no ha proporcionado más detalles al respecto.

Trump ya firmó hace una semana una orden ejecutiva para proteger los monumentos estadounidenses. La orden, publicada en la web de la Casa Blanca, garantiza que cualquier persona o grupo que destruya un monumento o estatua podría enfrentarse a una pena de hasta diez años de prisión por daño intencionado a una propiedad federal.

Celebración en medio de una pandemia

La participación de Trump en el pistoletazo de salida del Día de la Independencia ha tenido lugar en medio de un momento crítico por la pandemia del coronavirus, que deja en Estados Unidos unas cifras alarmantes que coinciden con la reapertura de los territorios estadounidenses.

Las cifras están aumentando en al menos 36 estados, entre los que destacan California, Arizona, Texas o Florida. Este viernes, Estados Unidos, que es el país más afectado por la pandemia, ha informado de más de 39.000 nuevos casos. Hasta ahora, se han constatado más de 2,7 millones de contagios y más de 129.000 fallecidos.

Como viene ocurriendo desde la reanudación de los mítines del presidente, el equipo de Trump se ha limitado a recomendar a los aproximadamente 7.500 asistentes que han acudido a la ceremonia en el monte Rushmore el uso de mascarillas en lugar de imponer su uso frente a las recomendaciones de numerosos estados del país para evitar la propagación del coronavirus entre la población.

Además, la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, ha confirmado que los asistentes no tendrían que guardar tampoco la distancia física de dos metros recomendada por los expertos.

Por el contrario, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país (CDC, por sus siglas en inglés) han alertado de que este evento entra en la categoría más peligrosa de la escala de propagación de la Covid-19 en reuniones públicas: un distanciamiento físico con personas procedentes fuera del ámbito local entre los asistentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído