02 de julio de 2020
02.07.2020
Información
Afganistán

EEUU acusa a Rusia de trabajar con los talibán para "acelerar su retirada" de Afganistán

El Ejército estadounidense ya había ha acusado a Moscú de mantener vínculos con las milicias

02.07.2020 | 08:17
Un soldado de EEUU en Afganistán en una foto de archivo.

Un informe del Departamento de Defensa de Estados Unidos ha revelado que Rusia ha trabajado con los talibán y otros grupos de Afganistán para acelerar la retirada de las tropas estadounidenses del país.

"A partir de febrero, el Gobierno ruso estaba trabajando con el gobierno central, los regionales y los talibán para obtener una mayor influencia en Afganistán, acelerar una retirada militar de Estados Unidos y abordar los desafíos de seguridad que podrían surgir de una retirada", según el informe, que cubre el período que va desde diciembre de 2019 a mayo de 2020.

"Rusia ha apoyado políticamente a los talibán para cultivar su influencia con el grupo, limitar la presencia militar occidental y alentar las operaciones contrarias a Estado Islámico, aunque Rusia niega públicamente su participación", ha agregado el informe, recogido por la cadena de televisión CNN.

Asimismo, el trabajo del Departamento de Defensa señala que Moscú apoya el acuerdo entre Estados Unidos y los talibán "con la esperanza" de que una reconciliación entre ambas partes evite una presencia militar estadounidense en el país a largo plazo.

Según el acuerdo suscrito en febrero, 135 días después de la firma deben permanecer un máximo de 8.600 militares norteamericanos en Afganistán. Además, establece la retirada total de las tropas extranjeras en un plazo de 14 meses.

El Ejército estadounidense ha acusado a Moscú de mantener vínculos con los talibán en repetidas ocasiones, pero el informe del Pentágono, enviado al Congreso de Estados Unidos, llega en medio del escrutinio al que está sometida la Administración del presidente, Donald Trump, por su respuesta a las informaciones sobre que operativos rusos habían ofrecido recompensas a los talibán por matar soldados norteamericanos y de Reino Unido para desestabilizar ambos países.

La Administración Trump ha afirmado que el presidente, que ha calificado estas informaciones de "engaño", no recibió esa información, pero diversos medios de comunicación apuntan a que sí lo hizo y, al parecer, no hubo una respuesta concreta.

En este sentido, el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha defendido este miércoles el manejo de la información por parte del Ejecutivo estadounidense y ha asegurado que respondió "exactamente de la manera correcta".

"Respondimos precisamente de la manera correcta para asegurarnos de que nuestras fuerzas estuvieran en una posición adecuada, que estuvieran al tanto del nivel de la amenaza, la credibilidad de la amenaza y que estuvimos allí", ha insistido Pompeo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook