02 de mayo de 2020
02.05.2020
Información
Crisis del coronavirus

Francia impondrá 14 días de cuarentena a las personas que lleguen del extranjero

Quienes sean diagnosticados de Covid-19 tendrán que permanecer en aislamiento hasta 30 días

02.05.2020 | 17:37
Una mujer en el metro de París.

Francia impondrá una cuarentena de 14 días a las personas que lleguen del extranjeror para evitar la propagación del coronavirus y los que sean diagnosticados positivo tendrán que permanecer en aislamiento hasta 30 días.

Esas reglas, que tendrán que ser detalladas más adelante por decreto, figuran en un proyecto de ley presentado este sábado por el Gobierno para prolongar el estado de alerta sanitario durante dos meses más, hasta el 24 de julio, de cara al inicio del desconfinamiento a partir del 11 de mayo.

"La cuarentena de 14 días se impone a toda persona que entra en el territorio" -incluidos Córcega y los departamentos y territorios de ultramar- y que no tenga síntomas, sea francés o extranjero, explicó en conferencia de prensa el ministro de Sanidad, Olivier Véran.

En caso de que sea diagnosticada positiva, tendrá que cumplir un régimen de aislamiento en condiciones que organizará la Administración y sobre la base de un dictamen médico. Los que no acepten cumplir con esas reglas, serán devueltos al lugar del donde venían.

Véran indicó que ese dispositivo estará sometido a garantías de control que ejercerá un juez de las libertades y de la detención. Por su parte, el ministro del Interior, Christophe Castaner, insistió en que "no hay calendario" para la reapertura de las fronteras, ni dentro del espacio Schengen, ni más allá.

Se limitó a señalar que esa reapertura "será progresiva" y que se va a discutir "a nivel europeo" pero también bilateral.

El Gobierno, al contrario de lo que se había especulado en los últimos días, no ha preparado ningún mecanismo de obligación jurídica para imponer un aislamiento a las personas enfermas de coronavirus en Francia.

"Hemos optado por la confianza y la responsabilidad", se justificó Véran, que a continuación dijo que no podía imaginar que los franceses que sepan estar infectados tengan comportamientos que favorezcan el contagio.

Uno de los elementos más polémicos del proyecto de ley es la creación de ficheros de los contagiados para permitir hacer un trazado de las personas que hayan podido estar en contacto y evitar la creación de nuevos focos y la propagación de la enfermedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook