21 de abril de 2007
21.04.2007
Houston

Las autoridades investigan las causas del suicidio del contratista de la NASA

21.04.2007 | 02:00

Las razones por las que un contratista de la NASA, William Phillips, mató ayer a un compañero de trabajo y se suicidó en la sede de la agencia espacial en Houston (Texas); siguen siendo hoy un misterio para las autoridades.

Phillips, un ingeniero de 60 años, tomó a dos personas como rehenes en el Centro Espacial Johnson, e hirió fatalmente a uno de ellos, el empleado de la NASA David Beverly, a quien le disparó en el pecho con un revólver.

Más de tres horas después, cuando agentes de la policía de Houston y de la seguridad del Centro Espacial entraron en el edificio, Phillips se disparó a la cabeza.

En la oficina donde ocurrió el incidente, la policía encontró a otra rehén, Francelia Crenshaw, también contratista de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA);, atada a una silla y amordazada con cinta adhesiva.

La mujer fue trasladada al Hospital Christus St. John y más tarde fue dada de alta.

Hasta hoy no se ha aclarado por qué Phillips atacó a sus compañeros de trabajo. Durante todo el incidente la policía no pudo comunicarse con él.

El jefe de la Policía de Houston, Harold Hurt, dijo que Phillips había escrito en una pizarra de la oficina donde se encontró su cadáver una lista de nombres y números telefónicos. Además, dejó una nota manuscrita cuyo contenido no pudo entenderse de inmediato.

El incidente, ocurrido cuatro días después de que un estudiante matara a 32 personas y se suicidara en la Universidad Politécnica de Virginia, se sumó a otras amenazas de bombas en diversas partes del país y forzó a la evacuación de cientos de empleados del edificio de la NASA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook