01 de julio de 2019
01.07.2019
Disturbios

Cientos de manifestantes asaltan y ocupan el Parlamento de Hong Kong

Los asaltantes han tomado el hemiciclo tras derribar la puerta - La Policía ha empezado a cargar

01.07.2019 | 12:14

Los centenares de manifestantes que tomaron hoy por la fuerza el Consejo Legislativo (Parlamento) de Hong Kong permanecen dentro del edificio y tienen la intención de quedarse.

Los manifestantes, que consiguieron acceder al interior pasadas las 21.00 hora local (13.00 GMT) derribando la puerta, mantienen tomado el hemiciclo y muchos de ellos se encuentran reunidos en asamblea para decidir las acciones de las próximas horas.

Según expresaron a Efe, una amplia mayoría apuesta por quedarse "por lo menos esta noche" o hasta que la policía intervenga.

En las cercanías de la sede parlamentaria, donde más de 10.000 personas llevaban varias horas concentradas esperando a que los manifestantes derribasen las puertas.

Tras pasar más de cuatro horas intentando echar abajo la entrada del edificio con barras de acero, ladrillos o piedras, los manifestantes consiguieron acceder al interior del legislativo, donde han ocasionado numerosos destrozos (pintadas y cristales rotos, en su mayoría) en distintas dependencias parlamentarias.

Además, en preparación de una posible intervención policial, están construyendo con vallas metálicas barricadas en las puertas de acceso.  Mientras, la Policía ha empezado a cargar contra los manifestantes en los aledaños del Parlamento.

La irrupción en el Consejo Legislativo se produjo tras la multitudinaria manifestación de hoy, día en el que se conmemoraba el vigésimo segundo aniversario del traspaso a China de la soberanía sobre Hong Kong por parte del Reino Unido.

La citada marcha, en la que participaron cientos de miles de personas, se convocó en protesta por la "excesiva" injerencia de Pekín en el gobierno de la ciudad y para exigir la retirada del polémico proyecto de ley de extradición y la dimisión de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam.

La protesta comenzó con retraso después de que la Policía negociase con los organizadores para que no llegasen a la zona de Admiralty, donde se ubica el Consejo Legislativo, y transcurriese a cambio por la cercana y céntrica área de Wan Chai.

En su mayoría vestidos de negro, los manifestantes portaban carteles en los que se leía "No a la extradición a China. Carrie Lam dimisión" o "Hong Kong, ponte en pie", así como otros en los que condenaban la violencia policial durante protestas pasadas.

Esta misma mañana, cientos de ciudadanos se enfrentaron con la Policía local, lo que obligó a celebrar la conmemoración del retorno a China por primera vez en el interior del Centro de Convenciones de la ciudad, en lugar de en el paseo marítimo de Wan Chai, tal y como estaba previsto. Las autoridades aludieron al "mal tiempo" para justificar este cambio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook