30 de junio de 2019
30.06.2019
Cumbre de la UE

Tusk plantea un reparto con Timmermans en la Comisión y Weber en la Eurocámara

La propuesta es la negociada en las últimas horas por Francia, Alemania, España y Holanda

30.06.2019 | 17:38

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, trasladará en unas horas a los líderes de la Unión Europea la propuesta de reparto que a su juicio parte con mayores apoyos entre los Veintiocho para salir adelante y que sitúa al candidato de los socialdemócratas, el holandés Frans Timmermans, al frente de la Comisión Europea, relegando al aspirante del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, al Parlamento Europeo y reservando el mando del Consejo para un representante liberal.

No se trata de un diseño firmado por Tusk, sino de un reparto negociado en las últimas horas por Francia, Alemania, España y Holanda en los márgenes del G20 que se ha celebrado en Osaka (Japón) y que el presidente del Consejo ha trasladado este domingo a la Conferencia de Presidentes de la Eurocámara, tras constatar que cuenta con una "mayoría cualificada" en el Consejo, según han informado a Europa Press diversas fuentes europeas.

Tusk no ha mencionado expresamente ni a Timmermans ni a Weber, pero ha informado de que hay "un socialdemócrata que cuenta con una mayoría cualificada en el Consejo" y ha recordado que en la cumbre de hace una semana dos de los cabeza de lista a las europeas de mayo no quedaron del todo descartados.

Además, la presidencia del Consejo la ocuparía un representante de la familia liberal y la Alta Representación de Política Exterior de la Unión Europea sería también para un miembro del PPE, que obtendría dos de los cuatro puestos de los que hablaron, en compensación por renunciar a la Comisión Europea.

El reparto para los altos cargos de las instituciones comunitarias que se renovarán el próximo otoño incluye también la presidencia del Banco Central Europeo, aunque este puesto, que pesa también en los equilibrios ha tener en cuenta, no se ha tratado en el encuentro de Tusk con la Eurocámara.

Tusk ha avisado en su encuentro con los eurodiputados que este equilibrio será el "punto de partida para la discusión" y no una apuesta personal, mientras que los jefes de grupos en la Eurocámara le han avisado de que cualquier nombre distinto al de los cabeza de lista se enfrentaría al rechazo en el Hemiciclo que tiene que dar su visto bueno al futuro jefe del Ejecutivo comunitario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook