25 de junio de 2019
25.06.2019
Reino Unido

Scotland Yard defiende a los vecinos que denunciaron a Boris Johnson

"Es importante que las personas llamen a la Policía si les preocupa la seguridad de alguien", aseguran

25.06.2019 | 18:09
Boris Johnson, candidato a liderar el partido conservador.

La Policía Metropolitana de Londres, conocida como Scotland Yard, defendió hoy la actuación de los vecinos de Boris Johnson, el candidato a liderar el Gobierno británico y el Partido Conservador, que alertaron de lo que parecía ser una fuerte pelea de este con su pareja, Carrie Symonds.

La comisaria-jefa de Scotland Yard, Cressida Dick, alabó hoy la acción de los ciudadanos Eve Leigh y Tom Penn, que comparten bloque con el aspirante tory y que llamaron a la Policía la noche del pasado jueves al escuchar fuertes gritos, portazos y golpes procedentes de la vivienda, situada en el sur de Londres.

"Es importante que las personas llamen a la Policía cuando les preocupa la seguridad de alguien", dijo Dick.

La jefa de las fuerzas de seguridad apoyó también la decisión de Leigh y Penn de grabar la pelea con su teléfono móvil a través de las paredes, ya que dijo que la existencia de una grabación puede ser "de ayuda" para los investigadores.

En este caso, precisó, tras el aviso los agentes evaluaron que no había motivos para llevar a cabo mayores pesquisas.

"Nos llamaron, hablamos con las dos personas involucradas y vimos que no había causas para una acción policial", sostuvo.

Los vecinos del exministro de Exteriores y antiguo alcalde de Londres han sido duramente criticados por parte de la prensa conservadora del Reino Unido, que les ha acusado de ser "militantes de izquierda", e incluso por la diputada conservadora Priti Patel, que ha asegurado que esta actuación estaba motivada políticamente.

Dick negó que las autoridades policiales hayan dado un trato diferenciado al suceso por tratarse de un hecho que involucra al aspirante a la jefatura del Gobierno del país.

"He examinado cuidadosamente el caso y no creo que haya habido un tratamiento diferente de este incidente por parte de las personas involucradas en él", recalcó la comisaria.

Por su parte, Leigh y Penn han reiterado que no se arrepienten de su actuación, ya que consideran que forma parte del "interés público", aseguró Penn al diario The Guardian.

Johnson, que ha rehusado explicar lo que ocurrió en su vivienda alegando que pertenece a su ámbito privado, compite con el actual titular de Exteriores, Jeremy Hunt, en la carrera por ocupar el número 10 de Downing Street y el liderazgo conservador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook