29 de julio de 2013
29.07.2013
Rueda de prensa de Francisco

"Si es gay con buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?"

El Papa recuerda que "no se debe marginar a esas personas y que deben ser integradas en la sociedad"

29.07.2013 | 14:05

El papa Francisco ha abogado por un mayor papel de la mujer en la Iglesia, pero rechazó la posibilidad de que puedan acceder al sacerdocio.

"Sobre la ordenación de las mujeres la Iglesia ha hablado y ha dicho no. Lo dijo Juan Pablo II con una formulación definitiva. Esa puerta esta cerrada", dijo en un encuentro hoy con los periodistas en el avión en el que regresó a Roma tras presidir en Río de Janeiro la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud.

Francisco manifestó que una iglesia sin mujeres es "como el Colegio Apostólico sin María".

"El papel de la mujer en la iglesia no es sólo la maternidad, ser madre de familia. Es más fuerte, es el icono de la Virgen, la que ayuda a crecer a la Iglesia", dijo.

El papa insistió en que no se puede entender a la Iglesia sin mujeres y, a modo de ejemplo, citó el caso de Paraguay, de cuyas mujeres dijo que son las "más gloriosas de América Latina".

Explicó que, tras la guerra en ese país, había ocho mujeres por cada hombre y ellas tomaron "la decisión difícil de tener hijos para salvar al país, a la patria, la cultura, la fe y la lengua".

Francisco reconoció que

Iglesia", reconoció, pero rechazó la posibilidad de que puedan acceder al sacerdocio.

"Sobre la ordenación de las mujeres la Iglesia ha hablado y ha dicho no. Lo dijo Juan Pablo II con una formulación definitiva. Esa puerta esta cerrada", aseveró.

No obstante, Francisco insistió en que la participación de la mujer en la iglesia debe ser "más que hacer de monaguilla o de presidenta de Cáritas, etc... debe ser algo más, la Virgen María era más importante que los obispos y curas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine