12 de febrero de 2013
12.02.2013
Joaquín Martínez Valls. catedrático emérito de derecho eclesiástico del estado en la UA

"No me extrañaría que el próximo Papa fuera italiano"

12.02.2013 | 01:00
Joaquín Martínez Valls

El catedrático y juez emérito del Tribunal de la Rota -que tiene la misma edad de Ratzinger, 85 años- cree que la edad será determinante en la próxima elección del pontífice y cree que de la renuncia "es una lección para todo el mundo".


¿Ha sido una sorpresa la renuncia de Benedicto XVI?
Claro que me ha sorprendido, nadie lo esperaba. Pero yo creo que es una cosa muy buena y supone una gran lección para todo el mundo. A ver si algunos que toman ejemplo, como los políticos.

No hay muchos ejemplos de renuncias papales, ¿es insólito?
El último fue un tal Celestino, no sé exactamente cuándo, pero hace más de setecientos años que no renunciaba al cargo de esta forma un pontífice.

¿Que renuncie por razones de salud es un motivo aceptable?
Son motivos, claro. Él ha dicho que no se siente con fuerzas para hacer frente a todas las necesidades del mundo de la Iglesia actual, lo que muestra que es sensible y que acepta sus facultades.

¿Quién puede elegir al próximo papa?
Los cardenales que no hayan cumplido los ochenta años en el momento de la renuncia, unos 115 ó 120 son los que tienen derecho a voto. Ellos pueden elegir entre un cardenal, un obispo o incluso entre cualquier bautizado, pero normalmente se elige a alguien con experiencia, es lo habitual.

¿Tiene algún candidato?
Sí tengo algunos candidatos. Hay varios muy bien preparados, pero prefiero no decirlo porque eso lo han de decidir los cardenales y ellos verán. La elección se prolonga varios días y precisa de mayoría cualificada -de dos tercios- de los cardenales.

Dicen que podría ser italiano el próximo pontífice.
En Italia están deseando que el próximo Papa sea italiano porque ya llevan varios que proceden de otros países. A mí no me extrañaría que fuera italiano y hay algunos cardenales recientes italianos muy valiosos, pero hay un dicho en Roma que dice que "quien entra Papa sale, cardenal".

No hay muchos antecedentes de Papas españoles.
No, recientemente no. Y los que hubo no fueron precisamente papas muy apreciados por la Iglesia. Los últimos vienen de la familia Borgia, del medievo. No creo que ninguno de España vaya a serlo, aunque podría ocurrir.

¿Hay alguna fecha límite para la elección?
No hay un periodo fijo, pero conforme pasan los días se hace más pesado estar ahí dentro porque no tienen posibilidad de comunicación con el exterior. Se habla del mes de marzo. Yo creo, y espero, que sea antes de Semana Santa, antes del Domingo de Ramos, que es el 24 de marzo.

¿Cree que la sociedad cristiana está preparada para elegir un papa afroamericano o latinoamericano?
La sociedad está preparada para lo que elijan los cardenales. No creo que sea un papa negro, pero hay cardenales afroamericanos muy valiosos también.

¿La edad puede ser un factor determinante?
Creo que sí, que se elegirá a uno más joven que Benedicto XVI, que ya tenía 78 años cuando fue Papa, aunque es sólo una creencia mía.

¿Cree que en la marcha de Benedicto XVI ha podido influir el escándalo Vatileaks, de filtración de los papeles privados del Vaticano?
No creo que eso haya sido definitivo y creo que le habría hecho frente si hubiera tenido fuerzas. De todos modos, últimamente se notaba que había dado un bajón, tenía problemas de cadera, de huesos, dificultad para caminar...

¿Qué destacaría del pontificado de Ratzinger?
Lo que más destaco es el hecho de que haya renunciado. Eso ha sido algo sorprendente y una gran lección para todo el mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook