Canarios por el mundo
con nostalgia de su tierra

La actriz Sara Sálamo, el cantautor y poeta Diego Ojeda, el cantante de Efecto Pasillo, Iván Torres, la tenista Carla Suárez y el chef Víctor Suárez son canarios de éxito que viven o han vivido lejos de las Islas Canarias, pero, aunque estén a miles de kilómetros siguen teniendo presente a su tierra

Muchas ciudades se asocian a escritores famosos, bien porque nacieron allí, porque vivieron gran parte de su vida en el lugar o, por el contrario, sus últimos días. Salvador Dalí es a Figueras, lo que Federico García Lorca es a Granada, James Joyce a Dublín o Ana Frank a Ámsterdam. Pero pocos saben que los primeros 19 años de la vida de Benito Pérez Galdós transcurrieron en la tierra que lo vio nacer: Las Palmas de Gran Canaria.

El espectacular clima de las Islas Canarias contribuye a que sus habitantes sean personas amables, abiertas, hospitalarias y que siempre estén de buen humor. Pérez Galdós dejo las islas con 19 años para trasladarse a Madrid a estudiar Derecho. No obstante, en su obra literaria, su tierra estuvo siempre presente.

Sara Sálamo, amante de su tierra

Con un año menos que Pérez Galdós hizo las maletas la actriz Sara Sálamo. A los 18 años se marchó hacia la capital para desarrollar su carrera profesional. “Es un peaje que hay que pagar para perseguir tus sueños. Nadie llama a tu puerta para ofrecerte la oportunidad de tu vida sin que tú persigas a la suerte”, explica la actriz. Lejos de su tierra, lo que más echa de menos es a su familia. Por su trabajo, asegura: “He tenido la suerte de viajar bastante en los últimos años y cuantos más sitios conozco, más valoro mi tierra”. Con razón se han ganado el nombre de las Islas Afortunadas.

Sara Sálamo - Foto: Miguel Zaragozá

Sara está a punto de ser madre junto a su pareja, el futbolista del Real Madrid Isco Alarcón. La canaria afronta la maternidad como el proyecto más importante de su vida. “No puedo estar más feliz”, recalca. En su último trabajo, la serie Brigada Costa del Sol que se estrena próximamente, le tocó rodar estando embarazada, pero la actriz se sintió muy arropada por el equipo. “Las chicas de vestuario pusieron todo su empeño en disimularlo y mis compañeros actores me mimaron y cuidaron para reestructurar las secuencias más delicadas”, recuerda Sara.

“Canarias es un paraíso. He tenido la suerte de viajar bastante en los últimos años, y cuantos más sitios conozco, más valoro mi tierra”

Sara Sálamo

En la serie interpreta a la Buhíta, una mujer pícara de la calle sedienta de venganza. Brigada Costa del Sol nos transportará a la Andalucía de finales de los 70, donde un grupo de inspectores de policía destinado en Torremolinos forma el Grupo Especial de Estupefacientes Costa del Sol. Junto a Sálamo, forman parte del elenco Álvaro Cervantes, Hugo Silva, Jesús Castro o Miki Esparbé, entre otros.

Además de su faceta como actriz, Sara es una amante de los animales. “En casa tenemos cuatro perretes y me alucina ver las distintas personalidades de cada uno. Me tienen enamorada”, explica. También cabe destacar su faceta como activista, ya que considera que “todos los que tenemos un altavoz debemos dar ejemplo de hábitos saludables y, sobre todo, de respeto hacia los demás”.

Diego Ojeda, un salto al otro lado del charco

Como el gofio, uno de los ingredientes principales de la dieta tradicional canaria. Se trata de un alimento elaborado a partir del tueste y la molienda de cereales, principalmente maíz y trigo. Muchos canarios, aunque están lejos de su tierra, siguen consumiéndolo a diario en su dieta. Eso nos cuenta el cantautor y poeta canario Diego Ojeda, que se encuentra actualmente viviendo en México. A pesar de vivir a miles de kilómetros, para él, “volver a Las Palmas es volver a mi centro”.

Foto: Cedida por Diego Ojeda

Diego Ojeda ya sabía con 9 años a lo que se quería dedicar cuando le pidió a sus padres su primera guitarra. “Con 13 años descubrí a Silvio Rodríguez y Mario Benedetti y fue un pelotazo descomunal en mi vida”, explica el canario. También tuvo claro que quería ser maestro, profesión a la que se dedicó en un principio. En 2008 comenzó a compartir poemas en su Facebook personal y una editorial se puso en contacto con él para publicar un libro. “Las redes sociales y el avance de las nuevas tecnologías han democratizado el arte porque nos han brindado la oportunidad de que hagamos nuestro trabajo sin depender de una gran editorial o una discográfica”, explica Ojeda. En 2013 decidió renunciar a su plaza de maestro en Madrid y se lanzó a México. “He hecho con mi vida siempre lo que me ha apetecido y estoy muy orgulloso de las decisiones que he tomado, de lo valiente que he sido y también de mis errores y equivocaciones. Me siento orgulloso”, afirma.

“Antes de dar cada concierto lo único que es hago es tomarme una copa de vino y un plátano. Es mi ritual”

Diego Ojeda

En su último trabajo, Manhattan, ha unido sus dos mundos: la música y la poesía. “Sigo creyendo en el formato disco, pero creo que te tiene que contar una historia. Cada disco es un viaje”. Acompañar el disco con un libro que incluye material inédito, personal, poemas, fotos… aporta un valor añadido. Para Diego es importante mostrar sus vivencias. “En este proyecto hablo de superación personal, de crisis personales por las que todos pasamos, de amor y desamor… de la paternidad, que he experimentado en los últimos años. De soledad, de viajes…”. Canarias siempre va con Diego. “Me siento muy orgulloso de ser canario y de haber nacido en una tierra tan linda. Me siento orgulloso de mi acento, de la sensibilidad que se respira en las islas, del legado artístico… En mi trabajo está muy presente el mar y todo el universo cálido que se respira en Canarias”, nos explica Diego Ojeda.

El cantautor nos revela que siempre lleva en su maleta de los conciertos una bandera de Canarias. Además, nos cuenta que antes de salir a cantar, tiene su propio ritual: “Lo único que hago es tomarme una copa de vino y un plátano”.

Efecto Pasillo, amantes de su tierra

El aire, el ritmo de vida (bastante más calmado que en la península), el clima y la familia son los elementos que Iván Torres, cantante del grupo de música canario Efecto Pasillo, echa de menos cada vez que está lejos de su tierra. “En general a todos los canarios que aman su tierra les pasa lo mismo”, explica.

Efecto Pasillo - Foto: Cedida por Iván Torres

“No podemos estar mucho tiempo sin visitarla porque si no parece que nos falta algo: el aire, el mar, el sol…”, nos cuenta Iván. El cantante sabe que dedicarse al mundo de la música requiere a veces sacrificios, pero gana en otras cosas. Cada vez que tienen que dar un concierto en la península, deben salir de casa. “Hay ciertas circunstancias con las que tienes que aprender a vivir y eso forma parte de mí”, nos cuenta. Y es que Iván, cuando se aleja de Las Palmas de Gran Canaria echa de menos a su hijo.

Subiendo escalón a escalón como reza la canción Pan y mantequilla (uno de los grandes éxitos del grupo canario), así se sienten Iván torres, Nau Barreto, Javier Moreno y Arturo Sosa que han fijado como próximo objetivo conquistar Latinoamérica. “Tenemos muchas ganas de volver a México, Colombia, Argentina, Ecuador… porque creemos que nuestra música puede funcionar muy bien allí.” No obstante, el grupo de música trabaja para hacer canciones que sean un éxito y calen en el entramado de la música española. Aunque Iván nos confiesa que “estaría genial llenar recintos grandes de 15 o 20 mil personas. Es el sueño de la gente que nos dedicamos a esto”.

“Los canarios somos gente muy abierta, afable, nos encanta abrir las puertas a la gente y todo esto se refleja en nuestra música, que abarca todos los estilos, tiene influencias de todos los ambientes”

Iván Torres

El pasado mes de enero, Efecto Pasillo lanzó su nuevo single No te enamores. Para el videoclip de la canción han contado con 7 mujeres poderosas en sus ámbitos. “Después de meses con la canción guardada en un cajón, se nos ocurrió la idea porque por fin en la sociedad se estaba dando una conversación importante sobre el empoderamiento de la mujer”, nos cuenta el vocalista del grupo. La actriz y productora Itziar Castro; la primera mujer abogada indígena de su comunidad, Beliza Coro; la actriz y humorista Sara Escudero; la deportista española Teresa Méndez; la top model internacional Aida Artiles; la influencer Paula Cendejas; y la activista y DJ, Rocío Saiz. “Son mujeres que se mueven en ámbitos diferentes, pero en general, son mujeres que creen y luchan por unos principios”, explica Iván.

Este último single tiene una base de reggaetón y según nos cuenta su vocalista cuando la compusieron la probaron de diferentes maneras y les encajo perfectamente con este ritmo, “Pensamos que era perfecto, un estilo actual y muy bailongo”, recuerda.

“Los canarios somos gente muy abierta, afable, nos encanta abrir las puertas a la gente y todo esto se refleja en nuestra música, que abarca todos los estilos, tiene influencias de todos los ambientes”, nos relata Iván. Aunque no hacen referencias a sitios geográficos concretos en sus canciones, las islas, su sol o sus playas siempre están presentes.

Carla Suárez, la tenista canaria que pasará a la historia por su revés

Y es que Canarias tiene algo especial, o eso nos dice la tenista Carla Suárez. Con 10 años empezó a jugar al tenis y cada vez le fue gustando más hasta que empezó a competir a nivel nacional e internacional y a viajar más, dedicándose profesionalmente a ello. Para llegar lejos, “he tenido que salir de Las Palmas de Gran Canaria y dejar a mis amigos y mi familia para irme a vivir a la península”.

La tenista canaria Carla Suárez - Foto: © Rob Prange

Su gente, la comida, las playas, el clima… son cosas que echa de menos de su tierra, pero su profesión le ha concedido la suerte de viajar mucho y conocer muchas partes del mundo. Y después de haber conocido mundo asegura que España es uno de los mejores lugares para vivir. “Es única y las Islas Canarias tienen algo especial, todos los que somos de allí a la larga siempre terminamos volviendo. A mí personalmente me gustaría algún día poder volver y vivir allí”, nos manifiesta Carla.

La tenista canaria pasará a la historia por su particular juego a la hora de hacer el revés a una mano. La mayoría de tenistas utilizan las dos manos de forma que le imprimen más potencia, pero hacerlo con una es más natural. Las ventajas que tiene este golpe tan característico son “abrir un poco más de ángulo y tener facilidad en poder cortar la bola”. Para Carla, uno de sus referentes es el tenista Justine Henin, ex número uno del mundo y que también golpeaba el revés a una mano.

“Las Islas Canarias tienen algo especial, todos los que somos de allí a la larga siempre terminamos volviendo. A mí personalmente me gustaría algún día poder volver y vivir allí”

Carla Suárez

El tenis es uno de los pocos deportes que en femenino tiene bastante exposición mediática, tanto dentro como fuera de España. “Me gustaría que hubiera más visibilidad. El deporte femenino a nivel nacional ha hecho méritos suficientes para llegar a mucho más público. Tenemos la suerte de que el tenis a nivel nacional e internacional tenga mucha repercusión, pero creo que se podría conseguir con más deportes”, nos revela la tenista.

De momento, la tenista canaria tiene puesto sus metas fijadas para 2019 en los torneos de tierra batida de Madrid, Roma y Roland Garros.

Víctor Suárez, el discípulo de Martín Berasategui

Detrás de los fogones encontramos al chef canario Víctor Suárez. Se trasladó a la península para formarse cuatro meses de la mano de Martín Berasategui y otros cuatro con los hermanos Adrià en El Bulli Hotel. Pero decidió volver a su tierra para montar su propio negocio. “He aprendido muchas cosas, entre ellas destaco el trabajo duro, la disciplina, formar equipo, organización y sobre todo filosofías diferentes de trabajo”. Considerado el discípulo de Berasategui, Víctor afirma que le considera como un padre.

Foto: Cedida por Víctor Suárez

En La Orotova, Tenerife, montó su propio restaurante junto a su hermana. “Siempre tuve claro que quería montar mi propio restaurante y que se llamaría Haydée en honor a mi abuela”, declara el cocinero.

La esencia de Canarias no podía faltar en sus elaboraciones, por eso los ingredientes isleños que nunca faltan en sus creaciones son quesos, pescados locales, mojos, cochino negro, cilantro, pimienta palmera y papas. “Cada día los cocineros canarios ponen más empeño en hacer las cosas mejor y en poner en valor el gran producto que tenemos”, nos explica. Además, Víctor sabe que el futuro en la cocina pasa por apostar por los productos locales.

“Cada día los cocineros canarios ponen más empeño en hacer las cosas mejor y en poner en valor el gran producto que tenemos”

Víctor Suárez

El plato favorito del chef es el cabrito embarrado, que lo come todos los años en Navidad. “Mi padre lo hace de rechupete, aunque tengo que decir que este año estuvimos a la par. Él hizo uno y yo otro”.

El chef reconoce vivir un momento en el que la cocina canaria está en auge y es consciente de que la gastronomía de las islas influye a la hora de elegir Canarias como destino turístico.