22 de junio de 2018
22.06.2018

 

José Ortega: «Me gustaría que la gente diga hoy que ha sido una mascletà contundente»

22.06.2018 | 00:09

P El concurso oficial de las mascletás de Hogueras encara su recta final con el disparo de hoy y los dos de este fin de semana, en los días grandes de las fiestas. ¿Cómo va a ser la propuesta que se verá hoy en Luceros?

R Va a ser una mascletà de corte tradicional. El principio va a tener una parada aérea, que seguirá una secuencia digital que da arranque a la mascletà. Luego habrá cinco retenciones terrestres, siempre acompañadas por fuego aéreo. A continuación, hemos previsto dos fases de terremoto, también con truenos, silbatos y otros efectos aéreos. Para el final nos hemos decidido por una secuencia digital aérea, con truenos alrededor de la plaza con un golpe potente arriba y otra abajo.

P ¿Habrá doble final?

R Sí, la gente, al final suele mirar hacia arriba, y por eso me gusta también que haya un final abajo, para así sorprender al público.

P ¿Con qué le gustaría que se quedara el público de Alicante, el local y el visitante, de su disparo de hoy en Luceros?

R Por lo normal, me gusta que la gente se quede con la potencia de la mascletà. Si pudiese elegir, me gustaría que la gente, al término de la mascletà, dijera algo así como que ha sido un disparo contundente. Veremos a ver si lo conseguimos en esta ocasión.

P Este año nueve mascletás, a priori, optarán al primer premio en el concurso más largo. ¿Qué le preocupa más del disparo?

R Lo que más me preocupa, por lo general, es el enganche entre la última fase y el terremoto final de la mascletà. Eso es siempre lo que más me preocupa. Me interesa mucho que no se note la transición, que no haya silencios.

P Ustedes ya conocen Alicante. ¿Es Luceros una plaza complicada para lanzar una mascletà?

R Es una plaza complicada respecto a otras ciudades. Te obliga a ir a un corte tradicional y además a hacer el final en dos fases para no discriminar a ninguna parte de la plaza. Es un hándicap.

P ¿Ve posible ganar?

R Cuando hay un concurso, siempre quieres ganar. Pero realmente mi deseo es que la mascletà guste a la gente, sin olvidar que ganar siempre es un prestigio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook