19 de junio de 2020
19.06.2020
Información

Diez años del último y polémico ascenso del Hércules a Primera

Este viernes se ha cumplido un decenio de la victoria blanquiazul en Irún (0-2) que le llevó de vuelta a la élite por una sola temporada y tras la que se abrió una etapa de profunda crisis deportiva, económica e institucional

19.06.2020 | 16:53
Los jugadores del Hércules Tote, Danciulescu y Portillo celebran uno de los goles de la victoria en Irún (0-2) que dio el ascenso a Primera hace 10 años.

Este viernes, 19 de junio, se han cumplido diez años desde que el Hércules logró su octavo ascenso a Primera División, la última y efímera alegría del club alicantino en una década marcada por una profunda crisis deportiva, económica e institucional.

Tras aquel ascenso, el equipo entró en una espiral negativa que le llevó en apenas tres años a Segunda B, categoría en la que se encuentra actualmente y en la que sumará el próximo curso su séptima temporada consecutiva tras haber rozado el descenso a Tercera en la pasada.

El 19 de junio de 2010, el equipo alicantino, entrenado por Esteban Vigo, sellaba su billete a Primera tras ganar en el Stadium Gal de Irún (0-2) gracias a los tantos de Javier Portillo (min. 17) y de Iñaki Descarga en propia meta (min. 55).

Los jugadores del Hércules celebran uno de los goles de su histórica victoria en Irún hace 10 años. LOF


El equipo herculano ya había rozado el ascenso el año anterior, en el que pese a sumar 78 puntos con Juan Carlos Mandiá en el banquillo no pudo alcanzar el ascenso. El club mantuvo el bloque de jugadores y apostó por un entrenador con experiencia como Esteban, quien acababa de subir a Primera con el Xerez.

El conjunto alicantino, líder sólido durante más de medio campeonato, lograba certificar el ascenso en la jornada final tras corregir en las tres últimas fechas una trayectoria que se había desplomado en el último tercio de competición, en el que llegó a enlazar seis partidos sin ganar.

Real Sociedad, que acabó como campeón, y Levante escoltaron a Primera al Hércules, quedando finalmente el Real Betis, otro de los grandes aspirantes, fuera de los puestos de honor.

El Hércules formó aquella tarde con Calatayud; Juanra, Abraham Paz, Sergio Rodríguez, Paco Peña; Farinós, Rodri, Tote (Cristian, min. 84), Danciulescu, Sendoa (Kiko Femenía, min 56) y Portillo (Delibasic, min 83).

Alineación del Hércules que logró el ascenso a Primera en Irún en 2010 con la segunda equipación amarilla. LOF

El ascenso del Hércules, que llegó casi tres lustros después del último salto a Primera División, desbordó la alegría en la ciudad de Alicante, que además se encontraba iniciando sus fiestas grandes, las Hogueras de San Juan.

El empresario Enrique Ortiz, que llevaba una década como máximo accionista, cumplía su sueño de llevar al club a Primera y prometía un proyecto ambicioso y ganador para asentar a la entidad y mirar a Europa.

Sin embargo, la alegría duró poco. El ascenso se vio salpicado por la aparición de audios de supuestos amaños de partidos y de posibles compras de jugadores al Real Unión de Irún que, pese a aparecer en la contabilidad oficial, nunca se confirmaron.

Cientos de aficionados del Hércules celebraron en la Plaza de Los Luceros el ascenso a Primera en 2010. Manuel Lorenzo/Efe

El Hércules solo duró una temporada en Primera División, en la que se dio pequeños homenajes, como golear al Atlético de Madrid (4-1) y vencer en el Camp Nou (0-2), tras una primera vuelta ilusionante para, tras el parón de Navidad, hundirse.

Tras esa temporada el Hércules entró en una espiral negativa con la excepción de su primer año en Segunda, donde disputó sin éxito la promoción de ascenso a Primera.

Tras ese curso encadenó dos pésimas temporadas en Segunda. Se salvó en la primera pero en la siguiente acabó cayendo a Segunda B, donde permanece desde hace seis años en plena descomposición deportiva e institucional y con la mayor parte de la afición cada vez más dividida y desanimada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook