13 de mayo de 2020
13.05.2020
Información
EL CIERRE DE UNA TEMPORADA INSÓLITA

Dos meses sin entrenar y pendientes del futuro

El Hércules cumple 60 días desde su última sesión de trabajo en el Rico Pérez y el club prepara una amplia remodelación del vestuario

13.05.2020 | 16:39
Último entrenamiento del Hércules en el Rico Pérez el pasado 13 de marzo a puerta cerrada.

Los jugadores del Hércules cumplen este miércoles dos meses sin entrenar juntos en el estadio Rico Pérez, escenario que ya no volverán a pisar al dar la Federación Española de Fútbol (RFEF) la temporada por finalizada, y pendientes de las decisiones de futuro del club para conocer cuándo empieza su periodo de vacaciones y si forman parte del próximo proyecto.

La última sesión de trabajo realizada por el equipo alicantino data del pasado 13 de marzo, apenas un día antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma por el coronavirus.

Desde entonces, los jugadores se ejercitaron en sus domicilios a las órdenes del cuerpo técnico, a pesar de que la entidad aplicó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Ya sin la expectativa de tener que ejercitarse para regresar a la competición, confirmada el pasado viernes, los jugadores siguen entrenando en su domicilio, si bien según han confirmado a Efe fuentes del cuerpo técnico, sin la misma exigencia que en las primeras semanas de confinamiento.

El Hércules se entrenó por última vez en el Rico Pérez el pasado 13 de marzo a puerta cerrada. ALEX DOMÍNGUEZ


Nueve jugadores de la plantilla, además del entrenador, Antonio Moreno, acaban contrato y todos aguardan que el club alicantino comience a definir el nuevo proyecto deportivo para conocer su futuro.

Los futbolistas cuyo compromiso expira el día 30 de junio son los porteros Ismael Falcón y Raúl Ualoloca, y los jugadores Álvaro Pérez, Samuel Llorca, Diego Benito, Bruno Perone y Carlos de Lerma.

Además, Raúl Ruiz y Nikos Vergos, cedidos por Panathinaikos y AEK Larnaca hasta el 30 de junio, respectivamente, regresarán a sus entidades de procedencia.

El presidente de la entidad, Quique Hernández, tiene previsto reunirse esta misma semana con los máximos accionistas, Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez, para comenzar a planificar el nuevo proyecto blanquiazu de cara a la próxima temporada, de la que nacerá la nueva categoría de la Segunda B-Pro.

Entre los planteamientos que formulara Hernández figura el de la contratación de un nuevo director técnico que acometa una amplia remodelación de la actual plantilla tras su pésimo rendimiento en la temporada 19-20, en la que se ha salvado en los despachos del descenso a Tercera.

Todo apunta a que el cuarto y último entrenador de esta campaña, Antonio Moreno, no continuará tras sumar sendos empates a cero en sus cuatro partidos en el banquillo del Hércules.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook