15 de marzo de 2020
15.03.2020
Información

Hércules: acabar el curso en julio o esperar una decisión salomónica

El mundo del fútbol se llena de especulaciones por el bloqueo del coronavirus mientras LaLiga y la RFEF siguen expectantes ante la resolución de la UEFA sobre la Eurocopa

14.03.2020 | 21:32
El último entrenamiento del Hércules, el pasado viernes.

Si no se celebra el torneo internacional y se frena la epidemia, la Liga se podría terminar.

Parálisis permanente y fabulaciones continuas. No hay decisión ni la va a haber en los próximos días sobre cómo terminará la temporada futbolística 19-20, bloqueada desde esta semana por la seria amenaza del coronavirus en un escenario sin precedentes en un siglo de fútbol. El Hércules, como multitud de equipos del fútbol español, ya no se ejercitó ayer y los futbolistas comenzaron a trabajar a distancia, desde sus casas y siguiendo el planning diseñado por el cuerpo técnico blanquiazul para el tiempo indefinido que deberán estar aislados, lejos de un Rico Pérez que ayer ya estuvo vacío.

La resolución sobre cómo terminará la Liga es toda una incógnita, pero lo que está claro es que será una decisión coral entre todos los países europeos, implicados en multitud de intereses comunes. Con toda seguridad, la reunión de la UEFA del próximo martes sobre la celebración de la Eurocopa despejará el camino en parte. La idea que suena con más fuerza es la de aplazar el torneo internacional al año próximo y así liberar fechas en el calendario para que las ligas puedan terminar, eso sí, con demora.

En esta hipótesis, y siempre que la pandemia del coronavirus vaya remitiendo, las competiciones en España podrían arrancar en mayo y terminar a principios de julio, condensando las jornadas también entre semana. La RFEF, dado el caso, daría luz verde a la disputa de los encuentros, pero a puerta cerrada, al menos de manera gradual, siempre que Sanidad, el único ministerio con potestad, diera el visto bueno. En esta circunstancia, como en cualquiera que se idee, habría multitud de inconvenientes; uno de ellos, el hecho de que muchos jugadores y técnicos terminarían contrato el 30 de junio, antes de que el campeonato terminase.

Sin embargo, esta hipótesis sería la menos perjudicial para el campeonato, a pesar de que habría que reestructuar los «play-off» por cuestión de tiempo: en Segunda B, por ejemplo, quedarían 10 jornadas más otras seis de promoción de ascenso. Dado el caso, el Hércules, de esta manera, tendría la opción de pelear en el campo por evitar un descenso a Tercera que le tiene atrapado desde que se inició el curso.

Otro escenario, también posible y que Luis Rubiales, presidente de la RFEF, catalogó como «rojo», sería el de que no se pudieran celebrar más jornadas de fútbol; bien porque la UEFA no aplazara el próximo martes la Eurocopa (algo poco probable), bien porque las autoridades no dieran el visto bueno ante la amenaza todavía latente del coronavirus. La decisión sobre qué hacer con todos los campeonatos recaería en una comisión mixta entre LaLiga y la RFEF, aunque si no se llegara a un consenso sería Rubiales quien tendría el poder para hacer un dictamen final.

En ese supuesto, las hipótesis son infinitas: que las competiciones sean declaradas «nulas» y la temporada 20-21 arranque con la misma composición de equipos que la 19-20 o que se intervenga en ascensos, descensos, campeones y resto de posiciones. Durante este fin de semana ya han sido varios los equipos que se han pronunciado al respecto. Fernando Vázquez, técnico del Deportivo, expresó su voluntad por que el curso quede «nulo». Por otra parte, el diario británico Telegraph publicaba ayer que los equipos de la Premier habrían llegado a un acuerdo para darle el título al Liverpool, que a falta de nueve jornadas aventaja en 25 puntos al segundo clasificado. Si la competición se congelase, cabrían varios casos y en ellos ya trabajan tanto la Federación Española como todas las territoriales, que deberán actuar de la mano. «No tendría sentido que Murcia dijera una cosa y que Asturias aplicara otra norma», explicaban ayer desde el organismo futbolístico valenciano, que desde ayer trabaja desde casa y que el próximo día 30 tomará una decisión con todas las categorías que tiene a su cargo, también del fútbol base.

Ante el confinamiento de la población, en la Federación ya se baraja la posibilidad de que en la 19-20 no haya descensos pero sí ascensos y que en la 20-21 hubiese competiciones de más equipos, con la condición de que bajarían más de categoría; algo que beneficiaría al Hércules en lo más inmediato.

Sea como fuere, todo queda en el aire, no hay precedentes donde mirar y la primera decisión definitiva la tomará la UEFA este martes respecto a la celebración de la Eurocopa. Todo ello, con el permiso del coronavirus y de la prudencia de la sociedad.

Los jugadores ya sudan en solitario

La plantilla blanquiazul ya entrenó ayer en solitario, lejos del Rico Pérez y con un planning específico. El defensa brasileño Perone salió a correr a la Playa de San Juan y lo colgó en redes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook