14 de marzo de 2020
14.03.2020
Información

El Hércules planta cara al coronavirus

El club suspende los entrenamientos de manera ilimitada y los jugadores seguirán un plan personalizado desde casa. Los futbolistas se ejercitaron ayer por última vez y la entidad recomienda a la plantilla «aislamiento» y no salir de Alicante

14.03.2020 | 00:04
El entrenamiento de ayer del Hércules, a puerta cerrada.

Con todo el país en estado de alarma por el coronavirus el Hércules no iba a ser menos. El conjunto blanquiazul se ejercitó ayer por la mañana en el Rico Pérez por última vez y no tiene fecha de regreso. El club decidió al mediodía suspender de manera ilimitada los entrenamientos y a partir de hoy los futbolistas seguirán un plan personalizado desde casa. Todas las competiciones están en stand-by y fuera de micrófono ya se habla en la RFEF de una posible «temporada nula». Por el momento, cualquier confabulación es precipitada y los equipos de toda España van aislándose de manera paulatina.

El Hércules inició el día de ayer ejercitándose a puerta cerrada y con el paso de los minutos fue endureciendo su plan anti Covid-19. Primero rechazó cualquier partidillo de entrenamiento contra el filial, una idea que habían trazado para las dos próximas semanas sin competición. Además, el club había decretado que todo aquel futbolista o preparador que participara en las sesiones del Hércules B ya no podría hacerlo con el primer equipo. La hoja de ruta pasaba por confinar en cierta medida a la treintena de integrantes de la primera plantilla. Por lo pronto, el filial de Carlos de las Cuevas se ejercitó ayer en el Club Atlético Montemar por el cierre de la Ciudad Deportiva, como el resto de polideportivos municipales.

Al término del entrenamiento de ayer del Hércules, el club anunció la decisión de suspender los entrenamientos colectivos, atendiendo a las recomendaciones de la Real Federación Española de Fútbol. Un par de horas más tarde el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretó el estado de alarma en todo el país. Hasta ese momento ya habían sido multitud de equipos profesionales los que habían optado por paralizar cualquier entrenamiento grupal. De momento, el Orihuela no volverá hasta el martes y La Nucía, hasta el jueves; aunque todo hace indicar que esos plazos se difuminarán e irán ampliándose con el paso de los días.

Los futbolistas del Hércules cogieron ayer herramientas del gimnasio del Rico Pérez de cara a la preparación a domicilio que habrán de llevar a cabo en las próximas semanas. La plantilla fue haciendo acopio de gomas elásticas, TRX y pesas y ayer varios de sus integrantes compraron algo más de material para no perder la forma. El club, antes del anuncio gubernamental de cerrar cines y restaurantes, ya había aconsejado a los futbolistas que no acudieran a ningún establecimiento público y que evitasen lugares cerrados. Por lo pronto, deberán ejercitarse en casa y, para el tema aeróbico, salir a correr por la calle de manera individual. No lo podrán hacer en poliderportivos públicos porque están cerrados y tampoco en clubes como Montemar, que también han echado la persiana.

Además, el Hércules les ha aconsejado que ninguno salga de Alicante (una gran mayoría son de otras ciudades de España) y que permanezcan en sus residencias habituales de la temporada.

Vestuario concienciado

Durante la semana la plantilla del Hércules ya había mostrado su preocupación por el coronavirus y entendía que si el resto de estamentos cerraba la vida diaria, el fútbol debía obrar en consecuencia. «Ya no es por nosotros, sino por nuestras casas, en las que tenemos niños y personas mayores alrededor», aseguraba ayer uno de los pesos pesados. «Lo más importantes es la salud de todos, vamos a tener precaución», apuntó Falcón, capitán del equipo, tras el entrenamiento. «Nos ponemos a disposición de las autoridades y acataremos todas las medidas», indicaba el presidente Quique Hernández.

El Hércules, como cualquier otra empresa, ya había comenzado a dar diferentes pasos para evitar el contagio y se habían colocado en la entrada del vestuario cinco botes de alcohol para lavarse las manos antes y después del entrenamiento. Asimismo, se había recomendado pasar el menor tiempo posible en el vestuario para tener el mínimo contacto. Sin embargo, los jugadores que debían ser tratados por los fisioterapeutas por diferentes molestias fueron tratados igual. El club había instalado por el vestuario y otras zonas comunes del estadio unos panfletos informativos con diversas pautas y recomendaciones sobre el coronavirus.

No hay fecha de vuelta. Ni para el Hércules, ni para ningún equipo europeo. «No se puede jugar mientras la gente se está muriendo, es absurdo». La frase la verbalizó el jueves Nuno, el que fuera entrenador del Valencia, ahora en el Wolves inglés. El fútbol, recuerden, es lo más importante de las cosas menos importantes de la vida.

Recomendaciones del Hércules

  • Ejercitarse en casa y salir a correr solos
  • Permanecer en Alicante y no moverse por España
  • Evitar bares, cines y sitios cerrados
  • Estar atentos al teléfono para cualquier novedad
  • Seguir con la dieta establecida
  • Mínimo contacto con el exterior
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook