08 de marzo de 2020
08.03.2020
Información

Otro punto insuficiente del Hércules

El conjunto alicantino desaprovecha otra oportunidad para salir del descenso a Tercera tras su cuarto empate consecutivo sin goles. Los blanquiazules se hacen acreedores a la victoria en su visita al Ebro, pero su nula pegada les condena a sufrir

08.03.2020 | 14:08
 
Ebro00Hércules 

Otro punto insuficiente del Hércules

El Hércules se condena a la agonía por su ineficacia goleadora. El conjunto alicantino seguirá una semana más en puestos de descenso a Tercera tras sumar este domingo su cuarto empate consecutivo sin goles en su visita al Ebro en Zaragoza. Por juego y ocasiones, los blanquiazules se hicieron acreedores a la victoria, pero su endémica falta de pegada les abona a sufrir hasta el final en las 10 jornadas que quedan para el final de esta aciaga temporada.


Salió el Hércules con personalidad y determinación para buscar la victoria, muy necesaria tras cuatro partidos sin marcar ni ganar los blanquiazules. Y lo hizo con más lógica y sentido que en el duelo anterior ante el Andorra al colocar el técnico Antonio Moreno a Pedro Torres y Yeray en el eje del centro del campo, escoltados en las bandas por Raúl Ruiz y Jesús Alfaro. Los centrocampistas De Lerma y Sergio Jiménez se quedaron en el banquillo y en Alicante lesionado, respectivamente.

De modo que los blanquiazules buscaron la portería del meta Loscos con una mezcla de juego de asociación por las bandas y de envíos directos cuando era necesario para superar la suave presión aragonesa. Y por el costado izquierdo llegó la primera gran ocasión del Hércules: centró medido el menor de los Alfaro, pero Raúl Ruiz remató fuera de volea casi desde el área pequeña.

Era el minuto 9 y poco después Alfaro, desde la banda contraria, reclamó penalti por mano de un defensor del Ebro al interceptar un centro. La infracción pareció clara y, de estar operativo el videoarbitraje (VAR) en Segunda B, es muy probable que se hubiera señalado pena máxima para el Hércules.

Tenían controlado el partido los de Moreno, pero el Ebro no renunció al ataque y el exherculano Emaná se acercó con peligro cerca del cuarto de hora en un centro desde la izquierda de Alfonso que conjuró Falcón.

La banda izquierda del cuadro aragonés se convirtió en una pesadilla para Álvaro Pérez, que se vio superado una y otra vez por Alfonso y Manel Royo. Se equivocó el lateral alicantino al pasarse de ímpetu y de frenada en el minuto 5 y vio la tarjeta amarilla por una entrada a destiempo e innecesaria en el campo contrario.

La amonestación le condicionó y los aragoneses le castigaron una y otra vez por su carril. A Moreno no le quedó otra que sustituirlo en el descanso por Moha y retrasar a Raúl Ruiz al lateral derecho para cerrar la sangría y evitar males mayores.

Y en este intercambio de golpes en el que se convirtió el partido, abierto y entretenido, volvió a aparecer Falcón para salvar a su equipo en un "mano a mano" ante Barreda, que tapó con el pie para negar el primer gol en la oportunidad más clara de los de Sanlúcar.

También tuvo el Hércules la virtud de la insistencia para seguir buscando el área rival con otra gran opción en el minuto 30 de Vergos, que cabeceó inocentemente un precioso centro de Nani. El gol no parece un atributo del delantero griego, que dejó sin rematar poco después otro buen centro de Alfaro, ni tampoco de este Hércules, que superó junto al Ebro los 400 minutos sin marcar.

El delantero herculano Benja controla un balón en el partido ante el Ebro en Zaragoza. HCF

La tónica se mantuvo tras el descanso. Moha aportó mucha profundidad por la banda derecha y el Hércules continuó sin ver puerta. Tuvieron opciones Yeray tras un saque de córner, Jona en su primera intervención, Nani y Alfaro, que no terminaron de rematar. Pero la mejor ocasión fue del propio extremo andaluz, que remató con fuerza desde el borde del área un pase atrás de Moha y Loscos respondió con una gran parada.

Desesperado por su falta de acierto ante el marco rival, el Hércules pudo salir aún peor parado de no ser nuevamente por Falcón, que evitó el tanto del Ebro en el minuto 87 al desviar un gran lanzamiento de Fran García.

Se volcó hasta el final el conjunto alicantino, que murió en el área local, pero fue incapaz de traducir en gol su buena actitud y su mejor juego. Y ya es sabido, que sin gol no hay salvación.

 
En su cuarto partido como entrenador blanquiazul, Moreno alineó de salida a Falcón; Álvaro Pérez (Moha Traoré, m..46) , Bruno Perone, Pablo Íñiguez, Nani; Yeray (De Lerma, m.89), Pedro Torres; Raúl Ruiz, Nikos Vergos (Jona, m. 67), Jesús Alfaro; y Benja.
 
Con respecto al anterior partido en casa ante el Andorra (0-0), el técnico blanquiazul dio entrada a Pedro Torres y Nikos Vergos, en lugar de los centrocampistas De Lerma y Sergio Jiménez.
 
Por su parte, Sanlúcar formó de inicio con Loscos; Barreda (Palomares, m. 81), Espín (Liam Ayad, m.92), Aguza, Royo; Lolo Garrido, Álvaro González, Parejo, Jesús Rubio; Alfonso (Fran Garcia, m. 67) y Stephane Emaná.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook