25 de febrero de 2020
25.02.2020
Información

«En un año de tormenta, Moreno es la calma que necesitaba el club»

Nani avala la continuidad del técnico extremeño en el primer equipo del Hércules tras los dos empates ante el Llagostera y el Barça B

24.02.2020 | 21:38
«En un año de tormenta, Moreno es la calma que necesitaba el club»
«En un año de tormenta, Moreno es la calma que necesitaba el club»

«Es muy cercano y el equipo ha vuelto a ser rocoso y competitivo, vamos cogiendo sensaciones», apuntó el defensa.

El lateral del Hércules Rubén Molina, Nani, afirmó ayerque la llegada al banquillo del entrenador del filial, Antonio Moreno, ha significado para el equipo la calma que necesitaba tras los continuos cambios en la dirección deportiva. «En un año de tanta tormenta, es la calma que necesitaba el equipo», dijo el alicantino, quien destacó la «cercanía» del preparador extremeño, quinto inquilino esta temporada del banquillo del Hércules.

Nani afirmó que el cuadro alicantino salió «reforzado» de su empate ante el Barcelona B pues suma dos jornadas seguidas con la portería a cero, algo que no lograba el equipo desde octubre, y se sitúa más cerca (a tres puntos) de las posiciones de permanencia.

«Estamos siendo un equipo rocoso y competitivo y vamos cogiendo sensaciones poco a poco», indicó el lateral, quien admitió que al Hércules, que lleva tres jornadas sin marcar, «le falta tener un poco más de hambre de cara a puerta». El defensa alicantino dijo que su equipo se está mostrando en las últimas jornadas «más solidario» y negó que jugar el próximo partido en el Rico Pérez, donde el cuadro de Antonio Moreno lleva cuatro meses sin ganar, suponga un hándicap en estos momentos. «No hay temor porque ante el Llagostera, pese a no ganar, animaron mucho. Ante el Andorra será un partido muy difícil y necesitamos que nos apoyen», concluyó el lateral blanquiazul.

Nani ha disputado 23 partidos en lo que va de temporada, un año en el que no ha tenido competencia directa, a diferencia del pasado curso, en el que compartió el «3» con Adrián Jiménez. El alicantino fue el titular habitual, aunque Planagumà lo sentó principalmente en partidos fuera de casa. Además, el técnico catalán optó por Adrián en toda la promoción de ascenso a Segunda División, donde Nani sólo disputó 18 minutos (en la vuelta de la final de Ponferrada) de los seis encuentros que jugó el Hércules. Aun así, el alicantino era la apuesta del club y Adrián se marchó del club al término de la temporada.

Apuesta de futuro


Javier Portillo, entonces director deportivo del Hércules, decidió blindar a Nani en febrero de 2019 por una temporada más. El buen hacer del lateral alicantino despertó el interés de los grandes clubes del país y fue el Barça quien pujó por él para incorporarlo a su filial. Sin embargo, Nani comenzó la pretemporada con el Hércules y en este abrupto curso ha tenido altibajos, como todo el equipo.

El pasado mes de octubre, el Hércules renovaba a Nani por segunda vez en menos de un año y ampliaba su vinculación hasta 2023, es decir lo que queda de esta temporada y tres más. Una apuesta de mucho presente pero también de futuro. Nani cumplió el pasado mes de diciembre 22 años y regresó en el verano de 2018 al club en el que se formó como futbolista.

Llegó a Alicante con el difícil reto de suplir a Paco Peña, que había hecho historia en el Hércules con sus 316 partidos en nueve temporadas. Pero lo consiguió en apenas tres partidos. El club blanquiazul apostó por Nani como segundo lateral izquierdo en el verano de 2018, pero el hipotético titular tardó en llegar (el club se decidió por Adrián a finales de agosto) y el alicantino fue la gran revelación de la pretemporada.

En la presente campaña se ha perdido únicamente tres partidos, todos ellos por sanción. El futbolista ha sido expulsado en dos ocasiones por doble amarilla y también se perdió un partido por acumulación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook