20 de febrero de 2020
20.02.2020

Portillo da otro paso al lado en Zassh

El exdirector deportivo se desliga de la empresa titular de la mayoría accionarial del club y le suple el hijo de Ortiz

19.02.2020 | 23:31
Enrique Ortiz, Javier Portillo y Juan Carlos Ramírez, en el palco del estadio José Rico Pérez.

Dos meses después de su salida de la dirección deportiva del Hércules, Javier Portillo también ha dado un paso al lado en Zassh Tecnológica, la empresa titular de la mayoría de las acciones del club blanquiazul. El Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borne) publicó ayer el cese de Javier Portillo como administrador mancomunado de la empresa Zassh Tecnológica, en la que sí continúa con ese mismo cargo el expresidente de la entidad Juan Carlos Ramírez. El puesto de Portillo en Zassh pasa a ocuparlo Enrique Ortiz Carratalá, hijo del empresario que controla la entidad desde hace más de 20 años.

El relevo en Zassh se produce justo una semana después de que el actual presidente del Hércules, Quique Hernández, anunciara que la familia Ortiz escuchaba ofertas para vender el Hércules, aunque sin concretar cantidad alguna, condiciones ni plazos de la operación de compraventa.

Portillo sale de Zassh pero continúa Ramírez, socio inversor de Ortiz, que tuvo que apartarse de la gestión diaria del Hércules a finales del pasado mes de enero tras la creciente contestación social por la gestión de la directiva y la marcha del equipo, que ocupa plaza de descenso a Tercera División cuando va camino de cumplir 100 años.

Es de sobra conocida la falta de sintonía personal y profesional entre Portillo y Ramírez durante el tiempo que han coincidido en el Hércules, al que el inversor vasco llegó hace seis años y al que ha aportado tres millones de euros en este período, según reconoce la propia entidad.

Las diferencias entre los que hasta el pasado día 11 eran los dos administradores mancomunados de Zassh afectaban a todos los ámbitos de la gestión del club, pero sobre todo a la parcela deportiva. Tan es así que cuando Portillo anunció el pasado 8 de diciembre su dimisión como director deportivo por la mala marcha del equipo, Ramírez se hizo cargo de ese área y contrató a hombres de su confianza - el entrenador Vicente Mir y los miembros de la comisión técnica Francisco Escudero, Paquito, y Francisco Martínez- con la premisa básica de desmantelar el legado del yerno de Ortiz.

Zassh Tecnológica, propietaria del 26% de los títulos del Hércules, compró el pasado 18 de diciembre de 2017 el lote de acciones del club que estaban en poder del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) por un importe de 508.150 euros.

Ese lote estaba compuesto por el derecho del crédito de 15,4 millones que tenía el IVF frente a la Fundación del Hércules (en virtud del cual pesa un embargo del 72,7% de las acciones del club) y por las acciones de la entidad que se adjudicó el banco del Consell tras la subasta de los bienes de Aligestión Integral, que representaban un 15% del capital social.

Zassh Tecnológica la creó Enrique Ortiz el 19 de julio de 2005 para la gestión y administración de la actividad inmobiliaria y en la actualidad está participada al 50% por las sociedades Real Estate Go2 y Kuntajara, propiedad de Ramírez. En los datos registrales figura como apoderado Miguel Carratalá, cuñado de Ortiz, y unas pérdidas de 78.700 euros en 2018 y de 941 en el ejercicio anterior.

La salida de Zassh del exdirector deportivo Javier Portillo y su relevo por Enrique Ortiz Carratalá se produce un año después de que el empresario que controla el Hércules, que acaba de cumplir 60 años, acelerara su salida de la primera línea del grupo Cívica para ceder el control de las empresas a sus dos hijos mayores, Laura y Enrique.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook