22 de enero de 2020
22.01.2020

El club rescinde el contrato de Rulo para dar de alta a Raúl Ruiz y Borja se marcha al Ibiza

El extremo alicantino, titular en 18 partidos, se va cedido al club balear, pero seguirá ligado al Hércules dado le quedan dos años de contrato

22.01.2020 | 00:21
Borja abandona las instalaciones del Hércules con parte de sus pertenencias en bolsas.

Raúl Prieto Odena «Rulo» no seguirá en el Hércules. La comisión deportiva liderada por Juan Carlos Ramírez ha negociado la rescisión del contrato del lateral zurdo, que dejará su ficha libre para que pueda ocuparla el quinto refuerzo invernal, Raúl Ruiz, que debutará como blanquiazul este domingo contra el Levante B.

Rulo, que no ha contado para ninguno de los cuatro ocupantes del banquillo que ha tenido el conjunto blanquiazul desde el mes de agosto, apenas ha disputado cuatro partidos de Liga desde que recaló en Alicante. A pesar de la escasa confianza que le han demostrado los entrenadores, se marcha con un tanto en su estadística, el que le marcó al Nàstic de Tarragona tras culminar una buena contra que significó el 2-0.

Borja Martínez tampoco volverá a vestir el uniforme blanquiazul en lo que resta de curso. El extremo alicantino se marcha cedido al Ibiza, que está peleando por lograr el ascenso a Segunda División. Su salida, que obedece a la política de ahorro seguida por el nuevo regidor técnico, deja a Vicenti Mir sin uno de los hombres más utilizados, uno que ha sido titular en 18 jornadas.

A la espera de seguir los pasos del defensa zurdo y el extremo se queda Felipe Alfonso, que, de momento, continuará integrado en el grupo... La comisión deportiva espera concretar la incorporación de un mediocentro que cubra el vacío dejado en la plantilla por Fran Miranda. Es objetivo prioritario para quienes rigen los designios blanquiazules dar con ese futbolista de contención que sujete al equipo de Mir en el centro del campo y contribuya a mejorar un entramado defensivo que hace agua desde el comienzo de la competición.

En principio, con ese sexto refuerzo, el Hércules daría por completada la reconstrucción de un proyecto pensado inicialmente para optar al ascenso y condenado, solo seis meses después, a luchar por sellar una salvación que se complicaría en exceso si se produce una nueva derrota este domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook