12 de octubre de 2019
12.10.2019

La nueva Ciudad Deportiva sigue fuera de uso por hundimientos

La inauguración del remodelado campo se retrasa por la aparición de desniveles en las esquinas del césped artificial tras las tormentas de la gota fría

11.10.2019 | 21:47
Entrenamiento del Hércules del pasado miércoles en la Ciudad Deportiva.

La empresa ya trabaja en la reparación, pero nadie se atreve a dar una fecha de apertura.

La remozada Ciudad Deportiva, frente al Rico Pérez, sigue a la espera de poder ser usada. El bautizo del nuevo campo de fútbol de césped artificial, ampliado en dimensiones tras engullir las calles de atletismo que le rodeaban, todavía no tiene fecha. La tardanza que ya llevaba la obra durante el mes de agosto y septiembre ha contado ahora con un imprevisto: las fuertes lluvias del pasado septiembre.

El paso de la gota fría ha provocado la aparición de unos hundimientos en la zona de los córneres del terreno de juego, así como en las líneas de fondo. «Son cuatro o cinco puntos concretos, pero hay una serie de baches que no es lo correcto y deben ser subsanados», asegura el concejal de Deportes, José Luis Berenguer.

Estos desniveles del césped han impedido que la obra, que costó 353.577 euros, se entregue y se reciba en el tiempo estimado y continúe bloqueada. La empresa que ha llevado a cabo la remodelación del complejo deportivo se dedica ahora a subsanar los defectos de los baches y ahora nadie se atreve a estimar cuándo se abrirá al público la instalación. «Hasta que las obras no terminen y se efectúe la recepción de la misma no se puede utilizar», explica Berenguer.

Los hundimientos han aparecido sobre las zonas nuevas del campo y ahora los trabajadores están levantando por partes el césped para allanar esos baches. Ese defecto de obra, que ha salido a la luz por la gota fría, podría haber surgido más adelante, con la inauguración ya hecha y con los equipos de toda Alicante ya entrenando.

El fallo en el drenaje ha hecho que la presión del agua de las últimas lluvias haya provocado la aparición de estos baches y ahora se trabaja contra reloj para que la nueva Ciudad Deportiva esté disponible lo antes posible, ya que el curso escolar y las competiciones ya han comenzado y la ciudad se encuentra con una falta de campos alarmante.

Precisamente, la limpieza de los imbornales del terreno de juego, los encargados de conducir el agua de lluvia o de riego a la alcantarilla, fue una de las tareas que se realizaron en la remodelación.

Otras reparaciones en el complejo


El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Infraestructuras y Mantenimiento, inició a comienzos de agosto las obras para modificar el campo de fútbol con el propósito de homologarlo para que pudiera acoger partidos de Segunda B y Tercera durante la temporada 2019-20. Entonces estimó que el 29 de agosto iban a ser inauguradas las intalaciones.

Paralelamente a las obras en el campo de fútbol también se realizaron varias reformas en las canchas de baloncesto y en el frontón, además de otras tareas de poda, jardinería y repavimentación.

El filial, a Divina Pastora


La imposibilidad de utilizar la Ciudad Deportiva ha provocado que el partido de Tercera División de mañana entre el Hércules B y el Intercity se dispute en Divina Pastora, a partir de las 15.30 horas. El polideportivo El Vincle de Campello, donde competía habitualmente el filial como local, no se puede utilizar por las fiestas de la localidad.

El Hércules de Muñoz sí entrena en el nuevo recinto


Pese a que las obras no han sido entregadas, el Hércules estrenó la Ciudad Deportiva el pasado 25 de septiembre, ya a las órdenes de Jesús Muñoz, para preparar el partido en Llagostera, donde iba a jugar sobre césped artificial. El hecho de no estar inaugurada la instalación impide que nadie pueda entrenar o competir en ella, aunque el Hércules recibió una autorización especial para poder ejercitarse, y así lo ha seguido haciendo esporádicamente desde entonces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook