14 de agosto de 2019
14.08.2019

Borja Martínez firma cuatro temporadas con el Hércules

El futbolista alicantino ya tiene la carta de libertad del Elche y será blanquiazul hasta junio de 2023

14.08.2019 | 20:37
Borja Martínez, junto a Portillo y Peña en la 12-13.

La espera llegó a su fin. Borja Martínez ya es del Hércules y Planagumà logra por fin el extremo izquierdo que solicitaba para poner la guinda a la delantera. El alicantino llega con la carta de libertad del Elche, tras haber hecho toda la pretemporada a las órdenes de Pacheta, y firma por el Hércules para las próximas cuatro temporadas.

El fichaje se ha estirado en el tiempo porque el futbolista tenía firmados dos años más con el club franjiverde y no tenía intención de perdonarlos íntegramente, pese a que el Elche le ofrecía ipso facto la salida si aceptaba esa propuesta. Al final, Borja ha perdonado parte del contrato (unos 125.000€ al año) y el Hércules le garantiza una una cantidad levemente inferior, pero con el incentivo de que lo hará hasta junio de 2023.

Borja, de 25 años, regresa de esta manera al club en el que se formó y con el que llegó a debutar en el primer equipo en la temporada 12-13, en Segunda División y a las órdenes de Quique Hernández. En aquella campaña, en la que disputó seis partidos (todos saliendo desde el banquillo), compartió vestuario con Javier Portillo, hoy director deportivo del club.

Lluís Planagumà, actual técnico del Hércules, también coincidió con el extremo alicantino en el Espanyol B, en la temporada 15-16, en la categoría de bronce. Precisamente el filial perico fue el equipo donde recaló Borja tras esa fugaz aparición en el primer equipo del Hércules. Permaneció dos temporadas, con un paréntesis en la Cultural Leonesa, donde anotó cinco goles en la campaña 14-15.

En la 16-17 fichó por el Lorca y consiguió ascender a Segunda División, aunque no disfrutaría de la categoría porque firmó por el Ebro. En ese curso se enfrentó al Elche y al Hércules en Segunda División B y su buena campaña despertó el interés de los franjiverdes, que se hicieron con sus servicios antes de que terminara una Liga que les retornaría a Segunda. Pese a que le costó entrar en los planes de Pacheta, Borja se hizo con un hueco en las alineaciones y en su mejor momento hubo de ser intervenido en su rodilla izquierda (una artroscopia diagnóstico-terapéutica) por unas molestias que no remitían. En marzo, tres meses después de aquel parón obligado, volvió a entrar en escena, pero con mucha menos fuerza y ya no fue nunca más titular.

En febrero, durante su recuperación, Jorge Cordero le renovó el contrato por dos temporadas, pero el director deportivo abandonó el club en abril. A raíz de la llegada de Nico Rodríguez, el rol de Borja cambió y durante esta pretemporada reiteró en público que el futbolista no entraba en los planes ni de la dirección deportiva ni del cuerpo técnico.

Con la llegada de Borja Martínez el Hércules encuentra a su único futbolista zurdo de la parecela ofensiva (un perfil que no tenía desde que se marchó José Fran en enero) y a un experto en el balón parado. Sin ir más lejos, anotó este verano un gol de falta directa con el Elche en un amistoso. La intención que tiene el club es que pueda estar incluso este sábado en el Ciudad de Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook