29 de junio de 2019
29.06.2019

Objetivo: derribar el muro

La Ponferradina no encaja en casa desde el 17 de febrero y ha recibido ocho goles ante su afición en toda la temporada

28.06.2019 | 21:10
El jugador de la Ponferradina Isi durante la eliminatoria ante el Cartagena en El Toralín.

El rival del Hércules solo ha sufrido una derrota en su estadio en este curso.

El Hércules debe romper el candado de El Toralín para albergar esperanzas esta tarde de remontar la decisiva eliminatoria. Desde el pasado 17 de febrero la Ponferradina no ha encajado ningún gol en contra en casa. El último data de la jornada 25 y fue obra del Coruxo en un partido que terminó 1-1. Desde entonces nadie ha sido capaz de perforar la portería defendida por Manu García en El Toralín, un auténtico muro para los rivales que llegan al Bierzo.

El conjunto blanquiazul debe anotar al menos tres goles para soñar con el milagro y ascender a Segunda División. Para ello tendrá que superar la fortaleza defensiva del equipo de Bolo y el ambiente que se genera en El Toralín donde alrededor de 9.000 personas empujarán con fuerza el busca del objetivo. El Hércules se agarra a porqué no repetir la hazaña que hizo la Ponferrada la pasada semana en un Rico Pérez completamente lleno.

Otra estadística que deberá derribar el conjunto de Planagumà esta tarde es la de convertirse en el segundo equipo que derrota a la Ponferradina en su casa durante esta temporada. Hasta el momento sólo el Salamanca ha sido capaz de asaltar El Toralín (0-1). Fue en la jornada 21 y nunca más ha perdido en casa este año, convirtiéndose en uno de los feudos más seguros de la temporada. Los bercianos tan solo han encajado una derrota por la mínima y en la última década tan solo cinco resultados le apearían del sueño de lograr su cuarto ascenso a la categoría de plata desde el primero logrado en la temporada 2005-06.

Si la Ponferradina solo ha encajado ocho goles en su estadio, el Hércules ha anotado esta temporada 18 goles lejos del Rico Pérez y solo en una ocasión consiguió meter tres goles, que es lo que persigue para soñar con la remontada y certificar el ascenso. Fue ante el Ebro el pasado 3 de febrero en un partido que finalizó con un 2-3.

Última derrota


La mejor noticia para el técnico, Jon Pérez Bolo, es que su equipo se está mostrando tremendamente regular durante, no solo la fase de ascenso sino desde hace más de tres meses cuando encajara la derrota en Las Palmas (1-0), salpicada desde entonces con solo otro tropiezo en el debut por el ascenso en Cornellá (2-1).

Uno de los nombres propios de los últimos compromisos de la Ponferradina está siendo el delantero murciano Isi Palazón, autor de tres de los últimos cuatro goles blanquiazules, el de la victoria casera frente al FC Cartagena y los dos primeros en el Rico Pérez, de muy bella factura y que redondeó Kaxe con el tercer tanto. Es sin duda el jugador más en forma del rival del Hércules. Isi lleva a lo largo de la temporada 8 goles. Uno más lleva Pichín y el máximo goleador del equipo leonés es Yuri con 18 tantos. El veterano jugador brasileño estuvo en el banquillo en el Rico Pérez al arrastrar molestias físicas. «Hay que estar concentrados, porque no tienen nada que perder y seguramente intentarán marcar un gol pronto para engancharse al partido», advirtió. Yuri, a pesar de perder la titularidad por lesión en los últimos tres meses de competición, sigue siendo el máximo goleador deportivista con dieciocho goles y ya ha podido disfrutar de dos ascensos con el equipo berciano a la categoría de plata. «No hay que relajarse, sino entrar a ganar, con humildad y respetando al rival, como se ha hecho en la liga y en la fase de ascenso», añadió el jugador de la Ponferradina. Por su parte, el gol del Hércules lo representa Carlos Martínez con 13 tantos, máximo goleador del conjunto blanquiazul.

El Toralín registrará un lleno absoluto con las 8.400 entradas disponibles cubiertas, ya que tan solo quedan unas decenas en taquilla a disposición de los socios que, caso de no retirarlas antes del encuentro, se pondrían a la venta para el resto de aficionados, estando prevista la presencia de al menos 350 seguidores procedentes de Alicante. A pesar de la posibilidad del ascenso, desde el consejo de Administración de la SD Ponferradina y del propio vestuario se han dejado a un lado los posibles festejos que se organizarían en la capital berciana en caso de certificar el objetivo marcado al inicio de temporada.

Misión complicada la que intentará el Hércules esta tarde en un estadio que vestirá sus mejores galas y que ve lejano el último gol encajado por un rival. De cualquier forma, la Ponferradina llama a la prudencia para evitar que suceda lo mismo que en el Rico Pérez. La SD Ponferradina se aferra a su fortaleza local en la actual temporada, extensible a toda su larga trayectoria en el estadio de El Toralín para hacer bueno el resultado en Alicante ante un Hércules que cree en la remontada y en poder hacer historia para borrar la imagen del último partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook