15 de junio de 2019
15.06.2019

Gargantas herculanas en Las Gaunas

Unos 500 seguidores blanquiazules dan calor hoy al equipo de Planagumà y los cinco autobuses parten a las 6.00 horas desde el Rico Pérez

14.06.2019 | 22:29
El técnico del Hércules, Lluís Planagumà, saluda a los aficionados que ayer despidieron al autobús en el Rico Pérez.

La UD Logroñés busca la mejor entrada de la temporada y confía en superar la barrera de los 10.000.

Todos los partidos del Hércules como visitante esta temporada han contado con presencia de aficionados blanquiazules en la grada y la trascendental cita de hoy (18.30 horas, Cuatro) en Logroño no será menos. Unos 500 seguidores darán su calor al equipo de Planagumà en Las Gaunas, donde defiende el 3-1 conseguido en el Rico Pérez y se espera un partido de alto voltaje, con l a UDLogroñés volcada desde el prinicipio sobre el área de Falcón.

Los aficionados del Hércules han comprado esta semana, de manera anticipada, 450 entradas y se han completado cinco autobuses sin coste para los seguidores, ya que los gastos corren a cargo de la empresa Vectalia y del propio club. De esta manera, unos 275 se desplazaran en estos autocares y el resto en sus vehículos particulares.

El técnico del Hércules Planagumà y el director deportivo Portillo coincidieron esta semana en la importancia que tendrá el apoyo de los blanquiazules en Las Gaunas, donde pueden hacerse oír desde la grada más que el resto del estadio si no hay remontada local. En este sentido, la UD Logroñés confía en que se superen los 9.000 espectadores que acudieron al choque de la promoción ante el Badajoz y dan por hecho que se rebasará la barrera de los 10.000 pese al 3-1 sufrido en el Rico Pérez.

Medio centenar de aficionados del Hércules despidieron ayer a la expedición a las puertas del estadio antes de subirse al autobús rumbo a Logroño. Los cánticos y los ánimos acompañaron a los jugadores y técnicos en sus últimos minutos en Alicante. Por otro lado, los cinco autobuses partirán hoy a primera hora (6.00) rumbo a Las Gaunas y regresarán después del encuentro.

El consejo de administración del Hércules confía en que el Rico Pérez acoja un último partido esta temporada y, de ser así, probablemente se abra la grada del Mundial para dar cabida a todos los aficionados.

Contra el Barakaldo acudieron 16.500, ante el Logroñés 18.500 y en una hipotética final se podría rozar el lleno, aunque todavía no se sabe si se jugaría en Alicante la ida o la vuelta. Todo depende de los resultados que se den este fin de semana en el resto de eliminatorias: Recreativo-Mirandés, Baleares-Melilla y Ponferradina-Cartagena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook