12 de junio de 2019
12.06.2019

El Hércules levanta la voz para evitar otra encerrona a su filial en Ribarroja

Los blanquiazules se juegan el sábado el ascenso a Tercera y recuerdan que al año pasado fueron eliminados en Sagunto tras un arbitraje escandaloso

11.06.2019 | 22:44
Pedro Torres disputa el balón con el capitán del Ribarroja, el pasado sábado en Alicante.

El equipo de Antonio Moreno viaja a Valencia con una renta de 2-0 a favor de la ida.

El Hércules B tiene encarrilada la eliminatoria final por el ascenso a Tercera División frente al Ribarroja tras el 2-0 firmado en la ida pero nadie en el vestuario blanquiazul se fía del duelo del sábado (19.00) en el campo municipal Roberto Gil. La experiencia sufrida el año pasado en Sagunto está muy fresca en la memoria de los jugadores y técnicos. En aquel encuentro, perteneciente también a la promoción, el filial sufrió un arbitraje escandoloso que acabó con la eliminación del conjunto de Antonio Moreno.

El colegiado prolongó el descuento varios minutos más de lo previsto y dio por bueno el gol final del Acero tras clara falta al portero. Acto seguido decretó el final del encuentro y se marchó a la carrera hacia su vestuario. «Aquello fue muy duro, un palo tremendo para todos. Ahora somos conscientes de que el árbitro les puede ayudar (al Ribarroja) y debemos sobreponernos a todo. Lo único que espero es que nos toque un colegiado con ganas de ascender y que imparta justicia», afirmó ayer a este diario y el técnico blanquiazul Antonio Moreno.

El choque de ida, disputado el pasado sábado en el Samaranch, finalizó con 2-0 a favor del Hércules B gracias a un doblete del delantero Jacques Bayo, de nacionalidad francesa y origen camerunés. El encuentro fue «caliente» y el colegiado acabó expulsando a un jugador de cada equipo. «Ahora la eliminatoria está inclinada a nuestro favor, pero todos tenemos claro que el partido de allí sera durísimo en todos los aspectos, además de la tensión que ya hay de por sí en un encuentro a vida o muerte por el ascenso», añade Moreno, quien confía en celebrar el ascenso, aunque sea un año más tarde de lo merecido: «Lo del año pasado fue una experiencia traumática pero que nos enseñó a todos un poco más de cómo funciona esto, ojalá nos haya hecho a todos un poco más fuertes».

Por su parte, el coordinador del fútbol base José Antonio Palomino confía en que la pesadilla de Sagunto no se repita: «Aunque suene a tópico, solo pido que el árbitro no nos regale nada, pero que tampoco nos lo quite».

El responsable de la cantera del Hércules mostró su total confianza en que el filial sacará la eliminatoria adelante: «Si marcamos un gol, ellos tendrían que hacer cuatro. Seguro que tendremos opciones a balón parado o en jugada porque las hemos tenido en todos los partidos. La sensación de que todos nos merecemos un poco el ascenso está ahí, ojalá lo consigamos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook