08 de mayo de 2019
08.05.2019
En Barcelona

Un árbitro mallorquín pitará al Hércules en Barcelona cuando se juega el ascenso con el Baleares

Ripoll Solano, del colegio balear, dirigirá el partido del domingo que enfrenta al equipo alicantino con el filial del Barcelona B en la penúltima jornada

07.05.2019 | 23:55
El colegiado balear Ripoll Solano, entre Javier Aguirre y Paco Jémez.

Los caminos de la Federación Española de Fútbol son inescrutables y algunas de sus decisiones imposibles de entender. La última de ellas afecta directamente al Hércules, que se juega el liderato con el Atlético Baleares en las dos últimas jornadas. El conjunto de Planagumà visita el domingo (18.00 horas) al Barcelona B y la sorpresa mayúscula saltó ayer al tener constancia de que la RFEF había designado para este encuentro a un árbitro balear. Se trata de Ripoll Solano, de 40 años y que acumula 13 temporadas seguidas en Segunda B. Lo más llamativo del caso es que este colegiado no ha dirigido al Hércules en ningún partido de la presente temporada y justo ha sido designado para uno especialmente delicado ya que este duelo tiene influencia directa en el Atlético Baleares-Lleida.

El conjunto de Palma de Mallorca tiene cinco puntos de ventaja respecto al Hércules pero debe visitar el Rico Pérez en la última jornada. Por este motivo necesita sí o sí la victoria este domingo ante el Lleida en Son Malferit si quiere llegar a Alicante con los deberes hechos. De lo contrario se jugará en el coliseo herculano el jugoso premio de la primera plaza siempre y cuando el conjunto de Planagumà derrote esta jornada, en el Miniestadi, a un Barcelona B que apura sus posibilidades de entrar en la promoción.

«Poca sensibilidad»


La designación de Ripoll Solano para el Miniestadi sorprendió en las oficinas del Rico Pérez, cuyos responsables lamentaban la «poca sensibilidad» de los técnicos de la Federación y recalcaban que es curioso que el primer partido que le dirija al Hércules en toda la temporada sea este tan decisivo y que afecta directamente a uno de los equipos de su ciudad: el Atlético Baleares.

El club del Rico Pérez no tiene previsto realizar ninguna consulta a la Federación a este respecto y sus responsables se muestran convencidos de que los árbitros «actúan con total independencia», al tiempo que desean «toda la suerte del mundo» a Ripoll Solano en el Barcelona B-Hércules del próximo domingo a las 18.00, que será ofrecido en directo a través de la web de Esport 3, canal autonómico catalán, tal y como confirmaron ayer a este diario.

Los blanquiazules buscan su primer campeonato en Segunda B

El Hércules, una vez asegurada la fase de ascenso, peleará en las dos jornadas que restan para el final de la liga en el grupo III por lograr su primer título de campeón en Segunda B, lo que la allanaría el camino hacia el fútbol profesional. A pesar de haber competido 15 temporadas en Segunda B y de haber participado en seis promociones, el Hércules nunca ha sido campeón y la vez que estuvo más cerca, en la temporada 1990-91, en la que dependía de sí mismo, se quedó, paradójicamente, fuera de la fase de ascenso. En aquella ocasión el Hércules llegó como líder a la última jornada, pero la derrota ante el Cartagena (0-3) y las victorias de los rivales directos provocaron que los alicantinos se desplomaran hasta la quinta plaza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook