11 de abril de 2019
11.04.2019

10 años de la goleada perfecta

Un Hércules pletórico arrolló al Sevilla Atlético en abril de 2009 (8-0), pero un empate en Castellón a finales de mes le sacaría del ascenso a Primera

11.04.2019 | 00:13

El equipo de Mandiá terminó cuarto con 78 puntos y subiría el año siguiente.

Aquella hornada de futbolistas que reunió el Hércules en la temporada 08-09 fue para muchos la mejor de la historia reciente del club. Incluso más que la que consiguiera el ascenso a Primera División el año siguiente.

La plantilla, con un triángulo atronador en el centro del campo formado por Abel Aguilar, F arinós y Tote, sumó 78 puntos (siete más que la del ascenso) y dejó momentos para el recuerdo, como el 8-0 ante el Sevilla B del 5 de abril de 2009. Una goleada que resultaría estéril porque ese mismo mes el Hércules perdería su plaza en los puestos de ascenso tras una derrota en Xerez (a la postre líder) y un empate en Castellón.

De nada valió el ritmo persecutor de un equipo que sumó 13 victorias, seis empates y sólo dos derrotas en la segunda vuelta. La velocidad que marcó aquella Segunda División (en la que ascendieron a Primera el Xerez, el Zaragoza y el Tenerife) sigue siendo, 10 años después, un rara avis en la historia de la competición.

El conjunto de Juan Carlos Mandía llegó a la cita del 5 de abril como tercer clasificado; enfrente, un Sevilla Atlético desahuciado (a 24 puntos de la salvación), pero que había dado guerra la semana anterior al Murcia, con quien había empatado a tres. De nada sirvió ese diminuto brote verde, el Hércules tardó tres minutos en abrir la lata por mediación de Delibasic.

A los quince minutos los sevillistas, que estrenaban al técnico Diego Rodríguez, bajaron los brazos ante el rutilante paso de un Hércules que volvía a oler a Primera 13 años después. Así lo había entendido una ciudad que volvía a sonreír de la mano de su equipo y aquel domingo el Rico Pérez registró 17.000 espectadores.

El club se había encargado de engalanar la cita y cientos de aficionados se dieron cita desde por la mañana en una jornada donde hubo almuerzo popular y castillos hinchables para los más pequeños. El domingo salió redondo y el Hércules endosó al filial sevillista una goleada que se quedó al filo de hacer historia. Rubén Navarro firmó un hat-trick y también se sumaron a la fiestaAbel Aguilar, Sendoa, Tote y Morán.

Un resultado de otra época

El 8-0 fue el marcador más abultado del Hércules en competición oficial en los últimos 31 años, concretamente desde otro 8-0 de los blanquiazules al Girona en la Copa del Rey de la 77-78. Además, se quedó a un tanto de entrar en el olimpo de un Hércules que hasta el día de hoy sólo ha conseguido en tres ocasiones vencer un partido oficial por nueve goles de diferencia. En la 61-62 derrotó por 9-0 al Villarrobledo en Segunda, en la 36-37 venció 10-1 al Cartagena en el Campeonato Superregional y en la 33-34 hizo lo propio ante el Murcia Imperial en el Regional.

En abril de 2009, el central Sergio Fernández probó redondear la machada, pero el larguero repelió su disparo. «Cada uno se tiene que limitar a lo suyo y definir no es lo mío».

Aquel Hércules entró en la historia del club sin la necesidad de celebrar un ascenso que llegaría un año después.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF