30 de marzo de 2019
30.03.2019

Prueba de fuego en Castalia

Ensayo general para la promoción para el Hércules ante 15.000 espectadores y un renacido Castellón, que viene de ganar dos partidos seguidos por primera vez

30.03.2019 | 00:18
El delantero del Hércules Carlos Martínez, entre dos jugadores del Castellón, durante el derbi de la primera vuelta.

Chechu vuelve a estar disponible y Bueso se queda fuera tras sus polémicas declaraciones.

No gana para sobresaltos el Hércules en las últimas horas. A las sorprendentes declaraciones de su capitán Pol Bueso dejándose querer por el próximo rival, el Castellón, se une la inesperada retirada del Ontinyent, que directamente perjudica seriamente al cuadro alicantino, ya que la Federación confirmó ayer que los ocho rivales que debían enfrentarse al cuadro de El Clariano sumarán tres puntos sin competir. Y entre ellos ha tres rivales directos del Hércules, que se encontrarán con una victoria «gratis» sin pisar el césped. Se trata del Espanyol B, el Cornellà y el Lleida.

Ajeno a todos estos vaivenes, o eso al menos ha pretendido el entrenador Lluís Planagumà, el Hércules ha preparado a conciencia esta semana la atractiva visita al Castellón. El técnico barcelonés y todos los jugadores han coincidido en que se trata de un partido «de otra categoría» ya que el derbi estará marcado por los cerca de 15.000 espectadores que poblarán Castalia. La capital de la Plana está en plenas fiestas y el Castellón viene de ganar dos partidos seguidos por primera vez en el curso, lo que ha devuelto la ilusión a su masa social, que quiere alejar cuanto antes el fantasma del descenso a Tercera, una categoría por la que han tenido que penar demasiados años.

Como es habitual, Planagumà no ha dado la más mínima pista sobre el once que pondrá en liza hoy, pero sí está confirmada la presencia de Adrián Jiménez en el lateral izquierdo por la sanción de Nani. El técnico ha mostrado públicamente su confianza en el madrileño, quien volverá a tener minutos dos meses después de su última oportunidad, aquel duelo ante el Baleares (2-0) de infausto recuerdo en el que Jiménez además falló en ambos goles.

La principal novedad en la del convocatoria del Hércules es el regreso del capitán Chechu Flores, que se perdió la cita ante el Olot tras ser golpeado por una moto en Cox mientras cruzaba por un paso de cebra. El extremo ha pasado toda la semana entre algodones por el traumatismo recibido en el cuádriceps pero ayer tenía buenas sensaciones y Planagumà decidió incluirlo en una convocatoria en la que vuelve a faltar Pol Bueso por quinta semana consecutiva. Y parece complicado que vuelva a tener oportunidades después de su salida de tono del jueves en la entrevista concedida a «Ser Castellón». El Hércules valorará a principios de la semana que viene si le abre un expediente.

Los tres puntos gratis que sumarán de ahora en adelante el Espanyol B, Cornellà y Lleida obligan al equipo alicantino a apretar aún más los dientes en este tramo final de Liga de 8 partidos ya que el margen de error es reducido. Hay un sector ambicioso en la plantilla que sigue mirando de reojo la primera plaza que ostenta el Atlético Baleares con 7 puntos más, aunque el equipo mallorquín debe visitar el Rico Pérez en la última jornada.

La victoria de la semana pasada frente al Olot (1-0) permitió al Hércules tomar aire y afianzarse en zona de promoción y los jugadores pretenden dar hoy un golpe de autoridad en un escenario de promoción de ascenso y ante un rival al que también le va la vida en cada punto porque sigue en zona de peligro. El Castellón remodeló a conciencia su plantilla en el mercado de invierno e incluso pagó al Conquense la cláusula de rescisión del delantero Jairo Cárcaba, que hoy no se vestirá de corto por lesión. En su ataque destaca César Díaz, que llegó en enero procedente del Racing y ya ha marcado cuatro goles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF