29 de marzo de 2019
29.03.2019

El Hércules quiere morder a domicilio dos meses después

Los blanquiazules solo han ganado uno de sus últimos 10 partidos lejos de Alicante y Planagumà califica la visita a Castalia de «partido de promoción»

29.03.2019 | 00:24
Emaná, Fran Miranda e Íñiguez celebran con rabia el gol de este último, en la victoria frente al Espanyol B (1-2) del pasado 27 de enero.

«Este derbi es de otra categoría, motiva jugar ante 15.000 personas», dice el técnico.

El Hércules quiere volver a golpear a domicilio mañana (19.30 horas) en Castellón en un derbi de alta tensión en el que los dos equipos se juegan mucho. El cuadro de Planagumà fue el mejor visitante del grupo durante muchas jornadas, pero ahora ha empañado estas estadísticas y únicamente ha ganado un partido de los últimos 10 lejos de Alicante, el de hace dos meses frente al Espanyol B (1-2), con goles de Emaná y Pablo Íñiguez.

Desde aquel triunfo ante el filial perico, el Hércules se ha dejado en el camino unos puntos muy valuosos que ahora le permitirían estar pisándole los talones al líder Atlético Baleares. En la jornada 24, los blanquiazules no pasaron del 0-0 ante el modesto Teruel y en la 26 se repartieron también los puntos (1-1) frente al filial del Levante en un partido que se pudo ganar en los minutos finales.

Por último, en la 28, el Hércules se dejó remontar (2-1) en Badalona un encuentro que tenía encarrilado en la primera parte.

El técnico Lluís Planagumà aseguró ayer este que el derbi ante el Castellón «será similar a uno de la promoción» de ascenso tanto por el ambiente que se vivirá en Castalia como por el nivel del rival. «Es un partido de 'play off' y de otra categoría que, además, es muy importante para nuestra afición. Nos vamos a encontrar una situación tan extrema como la que podemos vivir en una promoción», explicó el barcelonés.

El técnico elogió el nivel del conjunto castellonense, si bien matizó que se trata de un equipo «distinto» al de la primera vuelta. «El Castellón siempre es difícil porque tiene buenos jugadores y era cuestión de tiempo que comenzara a ganar. Cuando vinieron a Alicante eran un buen equipo y ahora también lo son, pero con otros argumentos», destacó el técnico.

Planagumà indicó que la situación del Castellón es un claro ejemplo de que «entrar en la competición con dinámica negativa te puede torcer la temporada» y recordó que ha sumado 17 empates. «Si hubiera ganado la mitad de esos partidos y perdido el resto tendría muchos más puntos», dijo. El entrenador mostró normalidad ante la presencia de Adrián Jiménez en el lateral por el sancionado Nani y dijo que Chechu Flores, baja la pasada jornada al ser atropellado por una moto, sigue como duda.

Planagumà afirmó que el reto del Hércules en Castalia será «ganar para seguir siendo fiable como visitante» y admitió que al equipo «le está constando firmar un partido entero completo». «Somos conscientes de que hay que intentar cerrar los partidos», comentó el entrenador, quien dijo buscar siempre «la excelencia» para «ser aún más fuertes cuando lleguen los partidos de verdad».

En cuanto a la visita de Enrique Ortiz, máximo accionista del club, a la plantilla el pasado miércoles, el entrenador comentó que se trata de una muestra «de lo que se percibe en el entorno».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook