13 de enero de 2019
13.01.2019

¡No hay nada claro!

El Lleida, segundo clasificado, se fue de El Clariano, hace 7 días, con un solo punto, incapaz de batir al meta Craviotto

13.01.2019 | 04:15
Contó, hace 9 días, el periodista de Catalunya Ràdio, Dani Badia, que el Lleida iba a defender dos días después el liderato en el  campo de El Clariano, donde hace 42 años, los ilerdenses pactaron un empate con el Ontinyent para subir a Segunda B. Efectivamente, ¿cómo quedaron de nuevo? 0-0. Sin amaño, porque no interesaba a ninguno. Pero la recompensa fue algo amarga porque los catalanes perdieron la primera plaza en favor del Villarreal B. Aunque, para ser sinceros, también hubo quien salió con una sonrisa porque Pau Torres detuvo un penalti a David Torres. Con ello, resaltar que un claro favorito a regresar a Segunda viene de dar gracias por lograr un punto frente a un rival que está en descenso y que es el que menos ha saboreado el placer de ir por delante en el marcador.  Aún así, el Hércules solo ha producido un gol más (16) que el Ontinyent, cuando los 3 primeros firman 30 cada uno. Por eso, por falta de puntería, por la irregular dinámica, por la necesidad local de no caer, por las condiciones de El Clariano, por el papel del poderoso Lleida, ¡no hay nada claro! Quizá, un gol tempranero visitante lo cambie todo y sea una cita plácida. Si, además, de organización y ayudas, hay más verticalidad, quizá vuelva la eficacia. Quizá.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook