11 de enero de 2019
11.01.2019

Lavado de cara exprés a la zaga

Planagumà ensaya con una defensa en la que destacan Nani, Íñiguez y Álvaro Pérez - Los dos primeros suplirán en El Clariano a Adrián y Pol Bueso y el tercero podría reaparecer por Samuel - Solo Juanjo repetiría

10.01.2019 | 23:44

El Hércules está obligado a volver a coger vuelo este domingo en El Clariano. Planagumà lo sabe y la primera piedra de la revolución va a ser un cambio drástico en la defensa. El equipo es con diferencia el menos goleado del grupo III, pero su inconsistencia mostrada en Son Malferit hace cinco días ha provocado reconstruir de nuevo la casa por los cimientos.

Para tal negocio regresará el joven Nani al lateral izquierdo en lugar del errático Adrián Jiménez y Pablo Íñiguez en el puesto de Pol Bueso. Esos dos movimientos, previstos tras el batacazo de Baleares, los corroboró ayer Planagumà en una sesión en el campo de atletismo en la que también destacó la presencia de Álvaro Pérez en el eje de la zaga de los titulares y la consecuente suplencia de Samuel. En el caso de producirse este último cambio el Hércules saldría este domingo en Ontinyent con una defensa nueva al 75%, ya que Juanjo Nieto sigue inamovible en el flanco derecho.

La vuelta de Íñiguez al once inicial se producirá casi un mes después de su última presencia, concretamente en la visita a Cuenca, donde un despeje suyo al centro provocó el gol del empate de los locales. Tras ese error Planagumà decidió no alinearle ni ante el Barça B ni ante el Atlético Baleares. Esa ausencia, sumada a los imprevistos que ha acumulado Íñiguez (golpe con aspersor, cólico nefrítico, salida en ambulancia de la Nova Creu Alta), ha provocado que el central burgalés apenas haya disputado la mitad de encuentros de la primera vuelta (11 de 19), cuando vino para ser titular indiscutible.

Por su parte, Nani volverá a ser el «3» y enviará al banco a Adrián Jiménez. Planagumà ha alternado con ambos para el lateral zurdo, aunque el primero le había ganado claramente la partida desde mediados de octubre. El alicantino ha disputado 16 encuentros y el madrileño, nueve.

La decisión más sorprendente sería la suplencia de Samuel Llorca, uno de los capitanes, a quien solo se atrevió a sentar Gustavo Siviero en estas dos últimas temporadas. El técnico argentino decidió relegar al alicantino a la suplencia el 15 de octubre de 2017 y apostar por Vilanova, que completó un gran partido y además marcó un gol. Sin embargo, ese choque ante el Peralada tuvo que resolverlo el canterano Tarí, con un gol salvador en el minuto 84.

Pese a la victoria, Siviero fue despedido y ese propósito de sentar a Samuel quedó en un experimento de un único día. El técnico entrante, Claudio Barragán, volvió a confiar en Samuel desde su llegada y el alicantino ha sido indiscutible tanto como para Claudio como para Visnjic y Planagumà.

Por su parte, Álvaro Pérez, que entró el pasado domingo en una convocatoria tras cinco semanas quedándose en la grada, busca de nuevo su oportunidad tras apenas 365 minutos en la primera vuelta.

Regreso de Diego Benito


Otra de las caras nuevas respecto al primer partido de 2019 será la vuelta del timón del equipo, un Diego Benito que no se desplazó a Baleares por cumplir una jornada de suspensión al recibir la quinta amarilla en el choque del Barça B de finales de diciembre. Hasta entonces, el mediocentro madrileño había sido el único jugador de campo blanquiazul que había sido titular en todos los encuentros de la presente temporada.

Falcón, el principal bastión defensivo de este Hércules y el portero menos goleado del grupo, expresó ayer que el grupo está «concienciado» de la mala situación, pero advirtió que tiene toda la segunda vuelta por delante «para continuar el camino» con el que iniciaron el campeonato. «Hay que volver a dar nuestra mejor versión individual y colectiva y engancharnos de nuevo a la promoción», indicó un Falcón que avisó de la urgencia «Ante el Ontinyent no nos vale otra que ganar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook