04 de enero de 2019
04.01.2019

Hola Alfaro, adiós José Fran

El extremo, cedido por el Zaragoza, es el primer fichaje de invierno del Hércules y ocupará la ficha del santapolero, que tiene contrato hasta 2020 y debe negociar su baja. Portillo busca un delantero y estrecha el cerco sobre Dioni y Benja

04.01.2019 | 02:34
El extremo Jesús Alfaro, ayer, en su primer entrenamiento como herculano.


El Hércules ya ha hecho la mitad del trabajo que tenía pendiente para este mercado de invierno que finaliza el 31 de enero. El director deportivo Javier Portillo quería reforzar la plantilla con un extremo y un delantero y ayer se confirmó la llegada del primero: Jesús Alfaro.

El atacante onubense llega cedido por el Zaragoza y disputó la primera vuelta de esta temporada en el Murcia, donde ofreció un rendimiento irregular marcado también por la caótica situación económica del club de la Nueva Condomina.

Jesús Alfaro, de 27 años, es uno de los extremos más cotizados de la categoría de bronce y el Hércules ha realizado un esfuerzo económico importante para satisfacer una vieja pretensión de Portillo.

El director deportivo llamó con insistencia a su puerta el pasado verano pero finalmente fue el Murcia el que se comprometió a pagar los 130.000 euros de su ficha, algo que no hizo con Alfaro ni con ningún otro jugador y ha provocado la desbandada de ese vestuario.

El atacante nacido en Huelva actúa indistintamente por las dos bandas y en su carrera ya ha demostrado que marca diferencias en Segunda B, ya que anotó 13 goles con el Algeciras, 10 con el Alcoyano y otros 10 con el Barcelona B.

Sin minutos en Segunda con el Zaragoza, ahora quiere relanzar su carrera y el acuerdo con el Hércules se cerró a finales de diciembre, ya que era la primera opción para Alfaro, que también fue tentado después por equipos como el Cartagena, UCAM Murcia, Melilla o el Lleida, líder del grupo III.


Inoportuna sanción

El último fichaje del Hércules fue presentado ayer en el vestuario a sus nuevos compañeros y entrenó después junto a ellos, pero no podrá debutar hasta dentro de dos semanas, ya que arrastra una sanción que le impedirá estar disponible en las visitas al Atlético Baleares y al Ontinyent.

Alfaro fue expulsado con roja directa en el Melilla-Murcia por realizar observaciones al árbitro desde el banquillo, aunque el jugador insiste en que no fue él, sino otro compañero. Aún así no hay opción ya al recurso y el extremo deberá cumplir dos partidos de sanción.

A efectos prácticos es uno ya que su nuevo entrenador Lluís Planagumà no contaba con él para el choque de este domingo, a las 12.00, en Son Malferit. Alfaro aprovechará esa ausencia obligada para realizar una particular puesta a punto y debutará el 20 de enero en el Rico Pérez contra el Villarreal B en un duelo clave para definir los puestos cabeceros.

Alfaro fue elogiado ayer por su compañero Fran Miranda, con quien coincidió en el Alcoyano en la temporada 15/16: «Lo importante y principal para mí es que es muy buen chico y seguro que se adapta bien al vestuario. Y luego futbolísticamente creo que nos puede aportar mucho, juega por las dos bandas, le pega con las dos piernas, es desequilibrante y siempre ha hecho goles», explica el mediocentro extremeño, quien añade: «Su segunda temporada en el Alcoyano fue buenísima, acabó con 10 goles y eso le valió el fichaje por el filial del Barcelona, estoy seguro de que ahora nos va a ayudar aquí también».

Por su parte, Portillo reconoció que a última hora vio peligrar el fichaje por el interés de otros equipos, pero se mostró exultante por haber podido cerrar la incorporación: «Nos debe aportar un salto grande de calidad, es un jugador al que querían todos los equipos punteros de Segunda B. Es muy rápido, vertical, tiene calidad y va bien al espacio, algo que para nosotros es fundamental tal y como jugamos».

José Fran, la cruz

Como el Hércules tiene completas las 16 fichas de jugadores mayores de 23 años, cualquier incorporación debe llevar acarreada una baja y le toca hacer las maletas a José Fran. El extremo de Santa Pola, que firmará la baja en las próximas horas, llegó al Hércules hace exactamente un año y tiene contrato hasta 2020, por lo que la negociación no será fácil.

El jugador alicantino considera que no ha tenido las oportunidades suficientes para demostrar su valía y ha despertado el interés de numerosos equipos de Segunda B, pero tanto él como su agente tienen claro que sólo saldrán de Alicante para firmar por un conjunto con aspiraciones de jugar la promoción. El Alcoyano ha pedido formalmente su cesión, pero José Fran se opone porque prefiere rescindir su contrato y empezar desde cero lejos de casa.

El descartado José Fran, durante el Cornellà-Hércules. Foto: LOF
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook