24 de diciembre de 2018
24.12.2018

Aferrado al «play-off», pero sin gol

El pobre bagaje anotador del Hércules amenaza las 17 jornadas consecutivas en puestos de ascenso, algo que no lograba el club en Segunda B desde la 99/00

23.12.2018 | 23:46
El ariete camerunés del Hércules, Stéphane Emaná, el sábado.

La dirección deportiva confía en prorrogar la versión «más ofensiva» mostrada ante el Barça B.

Parón a mitad de camino. El Hércules, que arrancó fulgurante el trayecto con su mejor inicio liguero desde antes de la Guerra Civil, ha ido perdiendo gas y el paréntesis navideño le tiende la mano. La última versión de los de Planagumà, el empate a cero ante el meritorio Barça B, ha dejado media sonrisa en la entidad y en la afición, contagiadas del buen sello del equipo en una final anticipada que quedó a medias.

Consumado prácticamente el primer tramo de la competición (resta un partido), el Hércules se mantiene entre los cuatro primeros, privilegio que no ha soltado desde la segunda jornada, pero su falta de gol (apenas 16 en 18 jornadas) le amenaza cada vez más seriamente. «Estamos cumpliendo el objetivo, pero tenemos en cuenta que no renunciamos a nada», expresaba Planagumà tras el choque del Barça B.

La realidad es que el equipo, que no da síntoma alguno de debilidad atrás, sólo ha sido capaz de ganar dos partidos de los últimos ocho; un promedio que se antoja escaso hasta para mantenerse entre los cuatro primeros. Aun así, el propio técnico no ha ocultado que el reto del Hércules es pelear por estar en cabeza, lucha que le queda ahora a cuatro puntos por el ritmo que ha marcado el líder Lleida.

Con la certeza de que llegará sí o sí un delantero centro en este mercado invernal que está a punto de abrirse (y la consecuente salida de Carlos Fernández), el Hércules buscará prolongar una temporada en Segunda B que no repite el club desde la 99/00. Entonces el equipo de Manolo Jiménez permaneció las 38 jornadas de Liga en «play-off», aunque finalmente no logró el ascenso.

El actual Hércules calca prácticamente aquel registro, ya que en este curso sólo en la primera jornada estuvo fuera de los cuatro primeros, pero únicamente por golaveraje. A tiro tiene, por tanto, las 19 jornadas de la 89/90, la segunda mejor marca histórica del Hércules en la Segunda División B. En la actual etapa en la división de bronce, el equipo de Pacheta permaneció 12 semanas seguidas en «play-off», aunque el técnico de Salas de los Infantes no llegó a terminar el curso. Tras su cese, el equipo enganchó otra racha, hasta final de Liga, de 10 partidos.

La buena imagen ante el filial del Barça B contentó al seno del club, entre ellos a Enrique Ortiz y Javier Portillo, que felicitaron al equipo las fiestas en el vestuario y que aseguraron que esa versión del Hércules «más ofensiva y ambiciosa» es la que se quiere para todo el año.

En este sentido, Planagumà reconoció que, pese a estar todavía «a mitad de camino», el Hércules que esbozó en verano se está viendo: «Ese equipo 3.0 que dije se está dando, queda aún recorrido y habrá momentos en los que disfrutaremos, pero también habrá que arrimar el hombro».

Incluidos los que mandan. El mejor regalo es un goleador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF