18 de diciembre de 2018
18.12.2018

Benja y Alfaro, objetivos prioritarios para enero

El «9» solo se irá del Elche si el club franjiverde da más bajas para poder fichar a otro ariete - El extremo está cedido por el Zaragoza al Murcia, que únicamente ha pagado media nómina de agosto a su plantilla

17.12.2018 | 22:42
Disputa entre el delantero del Elche Benja y el central herculano Santamaría en el derbi de Copa de la temporada pasada.

Aún quedan un par de semanas para que se abra el mercado de invierno, pero el Hércules tiene claro cuáles son sus dos objetivos prioritarios: el extremo Jesús Alfaro (Real Murcia) y el delantero Benja (Elche). En la agenda del director deportivo Javier Portillo figuran muchos más nombres, pero los dos citados son los que más seducen al de Aranjuez y al técnico Lluís Planagumà. Ambas operaciones pueden llegar a buen puerto pero no serán sencillas ya que Benja y Alfaro son pretendidos también por otros gallos de Segunda B como el Racing de Santander, el Cartagena, la Cultural, el Mirandés o el Fuenlabrada.

Especialmente complejo es el caso del delantero del Elche. Benja fue titular en el último partido frente al Rayo Majadahonda, si bien es cierto que el catalán ha pasado toda la primera vuelta a la sombra de Sory Kaba y el director deportivo franjiverde Pedro Cordero no esconde que quiere fichar a otro ariete en enero. Pero para ello deben cuadrar unas cuentas que no son sencillas. El Elche quiere aligerar su masa salarial encontrándole destino a jugadores como el mediocentro Provencio o Benja para así poder disponer de una cantidad más aceptable con la que pelear en el mercado por un goleador que le dé un salto de calidad en una categoría tan igualada como la Segunda División. Además, la entidad del Martínez Valero también se plantea devolver a su club de origen a los cedidos Zotko (Valencia), Redru (Betis) y Chuca (Villarreal B) para seguir ahorrando.

Aunque hay más delanteros en el mercado (el goleador Dioni quiere salir de Polonia), Benja es el que más gusta a Portillo y Planagumà por su condición de «9» de referencia. Viene de ascender de manera consecutiva a Segunda con la Cultural Leonesa y el Elche. Especialmente buena fue su temporada en León, rubricada con 26 goles entre Liga, Copa y promoción de ascenso. Aquel verano de 2017, el Hércules también llamó a la puerta del delantero barcelonés, pero finalmente el Elche se llevó el gato al agua al ofrecerle un contrato por dos campañas a razón de 140.000 euros cada una. En el equipo franjiverde brilló menos, pero también desempeñó un rol protagonista y cerró el curso con 16 goles y otro ascenso para su currículo.

Si el Elche ahora ficha a otro ariete, Benja tiene muchas posibilidades de recalar en Alicante por diferentes motivos. El principal es que no tendría que cambiar de domicilio, además de la amistad que tiene con Diego Benito y Adrián Jiménez, con quienes coincidió la temporada pasada.

Un drama en Murcia


El director deportivo del Hércules también tiene al extremo Jesús Alfaro entre ceja y ceja desde hace un tiempo. El pasado mercado de invierno ya lo quiso incorporar y también en verano. Ahora tiene serias posibilidades de lograrlo porque quiere abandonar el Real Murcia como casi todos los jugadores de ese vestuario. La crisis del club pimentonero es de dimensiones enormes y la plantilla solo ha cobrado media mensualidad de agosto. Todos menos Alfaro y Aquino, sus dos fichajes más sonados, que cobraron 50.000 euros por adelantado porque así lo exigieron para comprometerse.

El extremo ha marcado dos goles con el Murcia en esta primera vuelta pero su rendimiento ha sido pobre y, de hecho, el domingo fue silbado por la Nueva Condomina al ser cambiado. Según desvelaba «La Verdad de Murcia», Portillo ya se ha puesto en contacto con el Zaragoza para solicitar su cesión en el caso de que Alfaro decida acabar la temporada en otro equipo.

El extremo, nacido en La Palma del Condado (Huelva) hace 27 años, se crió en la cantera del Sevilla y despuntó en Segunda B con el Algeciras en la temporada 13/14. De ahí le fichó el Alcoyano y su buen rendimiento en El Collao le valió su fichaje por el Barcelona B. Ascendió a Segunda con el filial azulgrana en una buena campaña en la que anotó 9 dianas pero ante la falta de oportunidades en la categoría de plata firmó con el Zaragoza, con el que tampoco ha tenido protagonismo.

El Hércules solo tiene previsto realizar dos incorporaciones en el mercado de invierno y como las 16 fichas de mayores de 23 años ya está ocupadas, Portillo deberá negociar dos bajas. Los que más papeletas tienen para marcharse son el delantero Carlos Fernández y el extremo José Fran.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF