17 de diciembre de 2018
17.12.2018

Planagumà: «Por querer ser valientes nos han empatado»

El entrenador afirma que el Hércules igualó en Cuenca «por ir a por el 0-2». «Estamos enfadados y vamos a ser autocríticos con lo que ha pasado»

17.12.2018 | 00:33
Planagumà: «Por querer ser valientes nos han empatado»

El paso atrás del Hércules tras el 0-1 lo negó en redondo ayer Planagumà en la sala de prensa. «Nos han empatado por querer ser valientes, hemos querido ir a por el 0-2 y nos han cogido a la contra». Una visión muy diferente del partido que argumentó el técnico del Hércules en la última salida de 2018: «Te vas para arriba y te encuentras con el empate, ese ímpetu nos ha pasado factura».

«Creo que el partido ha sido durísimo por el contexto y por cómo ha planteado el Conquense el choque», continuó un Planagumà que lamentó que el Hércules no se fuera con una renta positiva al descanso: «En el primer tiempo contraatacamos bien y tuvimos oportunidades, debimos ponernos antes por delante en el marcador».

El técnico del Hércules admitió que serán «muy autocríticos» con lo sucedido ayer en Cuenca, donde hubo «unos minipartidos» que no supieron jugar, según el propio Planagumà. «Ha habido situaciones en las que cualquiera pudo ganar», deslizó.

«En esta categoría cuando parece que estás más cerca de ganar, estás más lejos», prosiguió el técnico, que dijo que el «fútbol no son matemáticas».

«Estamos enfadados, pero esto es un punto más, ya veremos al final de Liga, pero seguimos arriba», zanjó el técnico del Hércules. «Si pensamos en lo que podíamos haber ganado hoy [por ayer] también podíamos hacerlo cuando ganamos antes y quizás no lo merecimos tanto, esto es relativo porque sólo valen los resultados».

«Con el 0-1 Juanjo hizo un envío a Juli que pudo ser el 0-2», se defendió Planagumà al ser preguntado por si el equipo debió ser más ambicioso en la segunda mitad. «Tenemos que aprender a ir a por el segundo gol sin descuidarnos atrás, esta vez salió cruz».

Tampoco se mostró arrepentido por el cambio de Carlos Martínez, cuya salida debilitó al equipo: «Es que estaba mareado, con un ojo hinchado y con sangre en la nariz... No se puede mantener a un jugador así cuando tienes a otros bien».

Por su parte, Juli reconoció que el equipo se marchaba «fastidiado» al desperdiciar «una ocasión única y bonita para sumar los tres puntos». «Cuando más tranquilos debimos estar, la liamos», expresó un Juli que emplazó al partido del próximo sábado ante el Barça B: «Ahí tenemos la reválida».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook