30 de noviembre de 2018
30.11.2018

7 semanas y media de líos

El Hércules supera un otoño convulso en el que ha sufrido la dimisión del presidente Quique Hernández, el veto de Paterna, el incidente con los ultras del Castellón y la fallida comisión del centenario

29.11.2018 | 22:01
7 semanas y media de líos

Un imán para la polémica. Es el sino histórico del Hércules, una entidad acostumbrada más de lo debido a caminar (incluso pasear) sobre el alambre. Más aún desde los últimos 20 años, el periodo más negro del club, en los que ha estado más de la mitad de tiempo en Segunda B y en los que ha lidiado con éxito hasta el momento la desaparición más absoluta. La calma institucional y deportiva parecían haberse encontrado durante esta temporada tras muchos años dándose la espalda.

En los despachos, la llegada de Quique Hernández a la presidencia el pasado mes de febrero había provocado paz de puertas hacia afuera con la afición y la sociedad alicantina; y en el banquillo, la irrupción del joven Planagumà también ha disparado al Hércules en la cruda Segunda B. Pero fue una calma tensa que duró hasta el pasado 4 de octubre, cuando Quique Hernández presentó irrevocablemente su dimisión como presidente.

A este movimiento le sucedió apenas una semana después el veto del Valencia CF a los alicantinos en Paterna. Altercado del que por supuesto el Hércules está eximido, pero que le enemistó en cierta parte con el club che. Tras ello, el Hércules se encontró el 11 de noviembre con la reyerta entre sus ultras y los del Castellón. Algo también incontrolable.

La última página negra de esta catarata de sucesos en apenas siete semanas y media fue la creación de la ya desaparecida comisión del centenario, presidida por un imputado por cohecho.

4-X-2018

Quique Hernández presenta su dimisión como presidente del club
«Sirva la presente para comunicarle mi dimisión irrevocable como presidente (...) Los motivos no son otros que la discrepancia con los accionistas». Así se expresaba Quique Hernández el pasado 4 de octubre, cuando presentó su cese como presidente del Hércules, ocho meses después de asumir el cargo. Las continuas desavenencias con Juan Carlos Ramírez y la falta de confianza en él mismo colmaron la paciencia de Quique. Atrás quedaban unos meses en los que había tratado de vertebrar de nuevo al club con los estamentos más relevantes de la ciudad y también con el aficionado, al que por fin se le hizo un guiño en la campaña de abonos.

No había sido el primer amago de dimisión de Quique Hernández, pero sí el definitivo. El que fuera entrenador del club rehusó reunirse de nuevo con Enrique Ortiz, con el que le une una gran amistad, para que no le llevara de nuevo «al huerto». Hernández, en su rueda de prensa de despedida alertó de las «barbaridades» que se estaban cometiendo en la gestión de la publicidad y el marketing, a cargo de Germán Antón, persona muy cercana a Ramírez a la que Hernández, eso sí, no nombró en su adiós. Casi dos meses después, el puesto de presidente continúa vacante y Carlos Parodi, en funciones de director general, representa al club en los diversos actos.

14-X-2018

El Valencia CF prohíbe el acceso a los alicantinos en el choque de Paterna
Poco duró el shock del adiós de Quique porque el escándalo nacional vivido en Paterna lo engulló. El domingo 14 de octubre, en la visita del Hércules al Mestalla en la Ciudad Deportiva Antonio Puchades, el Valencia CF decidió vetar el acceso al estadio los alicantinos. Las taquillas del recinto exigieron el carné de identidad como salvoconducto para adquirir las entradas. Muchos de los aficionados herculanos desplazados tuvieron que dar media vuelta ante la imposibilidad de entrar. Otros más afortunados sí que pudieron presenciar el partido gracias a la generosidad de aficionados ches, que compraron por ellos las localidades.

Una torpeza que no asumió un Valencia que, lejos de disculparse, cargó contra el Hércules por no avisar a sus aficionados de que no se iban a vender entradas. Una justificación de papel ya que sí se pusieron localidades a la venta, con la única y vergonzosa condición de discriminar por lugar de nacimiento. Medida a la que no se refirió el club che en los comunicados que hizo al respecto. Sobre el caso se pronunciaron todos los estamentos políticos de la Generalitat y fue llevado a la Justicia por dos aficionados herculanos. Hace dos semanas la Fiscalía anunció que admitía a trámite la denuncia por odio y xenofobia.

11-XI-2018

Reyerta entre ultras del Castellón y del Hércules alrededor del Rico Pérez
Un mes después, el 11 de noviembre, una batalla campal entre unos sesenta ultras del Castellón y del Hércules horas antes del partido en el Rico Pérez salpicó de nuevo al club

27-XI-2018

Una comisión para el centenario con un presidente imputado
La última controversia surgió a comienzos de esta semana, cuando el club hizo pública la constitución de la junta directiva del Club Centenario Hércules, una comisión para organizar la efeméride en 2022 presidida por Pablo Rico Prats, imputado por cohecho. La decisión cogió tal magnitud que en apenas unas horas se sucedieron en cadena varias dimisiones de sus integrantes. Uno de ellos, el actual concejal de Seguridad, José Ramón González, aseguró que ni siquiera sabía que estaba dentro de esa junta.

La comisión, creada para captar fondos para el club, se disolvió apenas 24 horas después de su puesta en sociedad. Otro traspié en la interminable lista de un Hércules que recibió la pasada de parte del Tribunal de Justicia de la UE un balón de oxígeno que ha pasado desapercibido. Europa no exigirá al club los siete millones hasta que resuelva el juicio.

Hasta entonces, el futuro del club queda en manos de un equipo que marcha líder de Segunda B y que se ha convertido en el mejor paraguas de una entidad en constante agitación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF