19 de noviembre de 2018
19.11.2018
ÚLTIMA HORA
Al menos un muerto por un tiroteo en el centro de Estrasburgo

El Collao, ejemplo de cordialidad

Las aficiones del Alcoyano y el Hércules conviven en un clima de deportividad preocupadas exclusivamente por animar a sus respectivos equipos

18.11.2018 | 23:24
El Collao, ejemplo de cordialidad
Los seguidores del Alcoyano y el Hércules hicieron gala de deportividad y juego limpio antes, durante y después del derbi disputado ayer en El Collao.

La cordialidad predominó entre las aficiones del Alcoyano y del Hércules, alrededor de 700 se desplazaron desde la capital, con motivo del espertado derbi en el campo de El Collao. Las medidas de seguridad, extraordinarias para la ocasión, facilitaron la ausencia de incidentes en beneficio del espectáculo. Alrededor de las 15.30 horas arribaron a Alcoy los cuatro autobuses repletos de herculanos. El primer intercambio físico entre ambas aficiones tuvo como escenario las instalaciones del bar Colonia, visita obligada previa al acceso al recinto blanquiazul.

Los alicantinos aguardaron pacientes en los aledaños del campo, bajo la supervisión de la Policía Local, la apertura de las puertas de acceso exclusivo. Ordenadamente, fueron tomando posesión de las zonas habilitadas en el lateral de tribuna, junto a los respectivos banderines de córner. Constantemente estuvieron vigilados por tres miembros de la seguridad privada del club, que ayer duplicó el número de efectivos. Con la afición herculana en el interior del recinto, se procedió a acomodar a los alcoyanistas.

Rugió con más fuerza la hinchada visitante con la irrupción de sus futbolistas a la cita con el calentamiento, si bien el exalcoyanista Fran Miranda, encabezado la entrada y salida de los suyos, fue blanco de los primeros silbidos. El público local, herido por la dinámica negativa, contrarrestó la efusividad visitante con esporádicos gritos de ¡Deportivo, Deportivo! La jornada gris dio paso a la lluvia coincidiendo con el arranque del duelo, aunque no fue a mayores. La grada, contagiada por la falta de oportunidades en las áreas, transitó por un período de apatía. El gol de Tomás Ruso, al filo de la media hora, despertó del letargo a los hinchas locales. La normalidad marcó a finalización del partido y el posterior desalojo del campo.

Palco

De nuevo se colgó el cartel de no hay billetes en el palco, con capacidad para 17 personas. Compartieron asiento Juan Serrano, por el bando local y Carlos Parodi, Juan Carlos Ramírez y Valentín Botella, por el visitante. El alcalde de Alcoy, Antonio Francés tampoco faltó a la cita . Y el ex Quique Hernández se dejó ver por la tribuna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF