04 de octubre de 2018
04.10.2018

Íñiguez, duda para el domingo por el golpe recibido contra el aspersor en Cornellà

El central, titular indiscutible, sufre un gran hematoma en el costado y Planagumà le mantiene al margen del grupo

04.10.2018 | 13:06
Pablo Íñiguez, tras chocar con un aspersor en el campo del Cornellà

El fuerte golpe contra un aspersor recibido por Pablo Íñiguez en el costado durante el choque de Cornellà todavía trae cola. El central valenciano en duda para jugar el domingo (19.00) contra el filial del Levante debido al gran hematoma que padece y que ha obligado al técnico Planagumà a mantenerle al margen del grupo.

Íñiguez chocó con dureza contra una torre de unos dos metros y se quedó sin aire por unos segundos, por lo que el árbitro y sus compañeros pidieron con nerviosismo la rápida entrada de los médicos. Finalmente el zaguero se recuperó y pese al dolor aguantó los 90 minutos, pero con el paso de los días la secuela en forma de hematoma con sangre preocupa al jugador y al técnico. Hoy no ha tocado balón aunque desde el vestuario aseguran que apurará sus posibilidades de formar de inicio junto a Samuel como en los seis partidos anteriores.

Pablo Íñiguez, cedido por el Reus, es titular indiscutible para Planagumà y además un jugador fundamental en la salida de balón del Hércules. El entrenador ha probado hoy con Pol Bueso en su lugar aunque no está descartado. Por su parte, el delantero Carlos Fernández sigue sin trabajar junto a sus compañeros y se quedará en la grada por segundo partido consecutivo debido a las molestias musculares sufridas tras el choque contra el Teruel. Asimismo, está descartado Chechu Flores, al que le queda por delante un mes de trabajo en solitario para recuperarse de la rotura muscular sufrida ante el conjunto aragonés y que le obligó a pedir el cambio.

La novedad positiva es la reincorporación total del ariete camerunés Stephane Emaná, que entrará en la lista para el duelo de este domingo, aunque comenzará como suplente porque Juli y Carlos Martínez repetirán de inicio tras su decisiva actuación en Cornellà.

Por su parte, el central Samuel Llorca afirmó este miércoles que lo mejor del equipo alicantino, líder destacado del grupo III de Segunda B, es que aún tiene mucho margen de mejora durante la competición. "Creemos que se pueden hacer mejor las cosas", dijo ante los medios el capitán del Hércules, quien indicó que la principal diferencia con respecto a otras temporadas son los resultados.

"Iniciar la Liga bien te da confianza y hace que la gente se sienta segura. Pero hay que seguir porque el domingo tenemos otro partido difícil", comentó en alusión al compromiso ante el filial del Levante. "Al final el fútbol consiste en que la pelota entre y cada vez que ganas te sientes mejor y con más confianza", añadió Samuel, quien elogió el trabajo del entrenador, Lluís Planagumà, al señalar que "el míster tenía claro qué mejorar desde el primer día".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook