31 de julio de 2018
31.07.2018

El Hércules pide a la RFEF un indulto para Álvaro Pérez

El central arrastra una sanción de cuatro partidos por la expulsión en su último encuentro con el Mestalla

30.07.2018 | 22:48
Álvaro Pérez defiende una acción a balón parado durante el Albacete-Hércules del sábado en la ciudad deportiva Andrés Iniesta.

El zaguero alicantino, de 22 años, es una de las gratas sorpresas de la pretemporada.

El Hércules ha solicitado a la Federación Española de Fútbol el indulto para su central Álvaro Pérez, que arrastra una sanción de cuatro partidos de la temporada pasada. En el club esperan que el nuevo presidente, Luis Rubiales, tome la medida de gracia de dejar en suspenso las sanciones vigentes con el comienzo de la nueva campaña, algo que se hizo años atrás y que desde Madrid deslizaron que podría suceder de nuevo.

Pero a las puertas de agosto no hay noticia de ningún indulto y por eso el Hércules envió hace unos días un escrito recordando la situación de Álvaro Pérez. La sanción de cuatro partidos ya no puede ser recurrida al haberse superado el plazo, ya que el último partido de Liga se disputó el 12 de mayo.

En el Badalona-Mestalla, el central fue expulsado con tarjeta roja directa en el minuto 62 por la siguiente acción (según el acta): «Propinar una patada a un adversario con el pie en forma de plancha en el pecho, encontrándose ambos jugadores en el suelo, no estando el balón en disputa entre ambos».

La sanción a Álvaro Pérez (cuatro partidos) fue dura por la gravedad de la acción y también por su condición de reincidente, ya que vio cuatro tarjetas rojas el curso pasado con el filial del Valencia, equipo con el que disputó 33 encuentros.

El zaguero alicantino, de sólo 22 años, es una de las gratas sorpresas de la pretemporada y el técnico Lluís Planagumà está agradablemente sorprendido por su intensidad y mando pese a su juventud. El director deportivo Javier Portillo apostó fuerte por él en junio al firmarle un contrato por dos temporadas más una tercera en función de objetivos. Álvaro Pérez nació en Madrid pero llegó a Alicante con 5 años y se formó como jugador en la cantera del Hércules. Antes de militar en el Mestalla se curtió en otros equipos de Segunda B como el Guijuelo o el Socuéllamos.

El eje de la zaga es una de las posiciones en Portillo más ha reforzado respecto al curso pasado, en el que ninguna línea estuvo a la altura, tampoco la de los centrales. En junio se marcharon Mikel Santamaría (Logroñés) y Adrià Vilanova (sin equipo) y llegaron el citado Álvaro Pérez y un jugador importante para la categoría como Pablo Íñiguez, que pasó las dos últimas campañas en el Rayo y el Reus, de Segunda. Además, han renovado Samuel y Pol Bueso, pero tendrán más cara que nunca la titularidad debido a la competencia.

Álvaro Pérez puede actuar además como lateral derecho si Juanjo Nieto no está disponible y en el Hércules confían en un guiño de la Federación. De no producirse, el zaguero alicantino se perdería los cuatro primeros partidos de Liga frente al Ontinyent, Villarreal B, Espanyol B y Ebro. La línea defensiva de Planagumà está prácticamente cerrada a la espera de la llegada de un lateral izquierdo senior que pelee por entrar en el once con el joven Nani, fichado procedente del Villarreal y que también se formó en la cantera del Hércules.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook